Libros para leer junto al fuego en invierno y a la sombra de un árbol en verano

martes, 20 de agosto de 2013

CASA DE VERANO CON PISCINA de Herman Koch

Si has leído “La cena” (reseña aquí) no puedes perderte esta nueva novela de Koch, otra vez a causa de un grave incidente se desarrolla una historia que no deja indiferente, que trata temas delicados y, a la vez, debatibles, jugando con la ética y la duda entre lo correcto y lo incorrecto, dirigiendo al lector a la complicada pregunta ¿tú que hubieras hecho?
Desde el principio consigue mantener la tensión hasta el final. Va relatando hechos de forma cronológica, así sabremos como Marc, un médico de cabecera, casado y con dos hijas casi adolescentes, conoce a Ralph, un actor, también casado y con dos hijos de casi la misma edad que ellas, y tras una reconstrucción de esa situación sabremos como surge la relación de amistad entre las familias. El desarrollo de la historia transcurre poco a poco, pero sin perder la intensidad en ningún momento, porque sabes que algo va a suceder. A la vez esta recomposición de hechos sirve para analizar la profesión de médico del protagonista, mientras realiza un crítica sobre sus pacientes, todos artistas: pintores, escritores, actores, etc.
Todo gira entorno a situaciones que generaron un cambio en la vida de Marc, a que las cosas podrían haber sido de otro modo. Utilizándose las metáforas para explicar el momento en que se convierte en otra persona, cuando se produce un cambio en su vida. También juega con los recuerdos de algunos detalles que al principio no parecen nada pero luego al recordarlos él mismo los interpreta de otra manera. Recibió una gran influencia de Aarón Herzl, su profesor de Biología Médica, recordando sus clases y explicaciones en varias ocasiones. Sus propios pensamientos conducen a muchas suposiciones. Y es que en la vida de este médico ocurren demasiadas cosas que le llevan a poner orden en su existencia, desde que una noche sintió que empezaba el resto de su vida.
Se tocan asuntos complejos, como el sentido de culpa, la encrucijada moral, la falsedad de las relaciones sociales, desde el punto de vista de una sociedad permisiva donde nadie es inocente. Todo tratado con cierto cinismo y, a su vez, dirigiendo al lector a la reflexión y al planteamiento de muchas preguntas sobre cómo actuarías en situaciones complejas, en donde las respuestas sin dudarlo llevan a un debate ético.
Otra discusión que plantea es si como médico podría dejar morir sin contemplaciones, en sus manos está la vida de otras personas, y ve lo fácil que le resultaría desde su consulta, con el sencillo razonamiento de que “nadie perdería nada por dejar de escribirse una novela o dejar de pintarse un cuadro”.
Está claro que las novelas de Herman Koch no dejan para nada indiferentes, es casi imposible no debatir sobre su contenido, pues genera multitud de opiniones.
´
Algunas frases del libro:

“A veces repasas tu vida para ver en qué punto habría podido tomar otro derrotero.”

“Si volviese a ocurrir volvería a hacer lo mismo, dice la gente para justificar sus propias acciones precipitadas. Yo no. Yo lo habría hecho todo distinto. Todo.”

Contraportada:

Próspero médico de cabecera en Ámsterdam, Marc Schlosser ejerce su profesión con cierta dosis de cinismo. Su nutrida clientela valora especialmente el tiempo que dedica a las consultas, pero esta aparente generosidad esconde unas intenciones menos nobles, que Marc disimula con habilidad. Cuando uno de sus pacientes, el famoso actor Ralph Meier, lo invita a pasar unos días de verano junto a su familia, Marc Acepta pese a las reticencias de Caroline, su esposa, molesta por la arrogante vulgaridad de Ralph y su actitud de seductor irresistible. Así, los Schlosser y los Meier, con sus respectivos hijos adolescentes, compartirán con un maduro director de Hollywood y su novia, cuarenta años más joven, una casa con piscina a pocos kilómetros de una playa mediterránea. Los días transcurren con apacible monotonía, entre comidas, paseos, largas conversaciones de sobremesa, excesos con el alcohol y flirteos más o menos inocentes, hasta que una noche se produce un grave incidente que interrumpirá las vacaciones y cambiará para siempre la relación entre las dos familias.

Traducción de María Rosich


16 comentarios:

  1. Parece ser la tónica en los libros de Koch ya que tanto La cena como éste me ejaron con cierto malestar y planteándome cómo reaccionaría yo ante determinadas situaciones en las que es mejor no pensar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Manuela: situaciones demasiado complejas que hacen reflexionar sobre temas bastante delicados.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Lo he leido hace unos dias y la verdad es que,al igual que "La cena", me ha dejado trastocada. Desde luego es una lectura muy muy interesante.Abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Zamarat: el autor consigue en ambas novelas provocar al lector. Y por tanto crea un debate ético importante.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. He leído de todo respecto a estos libros y no termino de decidirme a leer a Koch, por lo que veo tu nos animas a darle la oportunidad. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marilú: si puedes lee "La cena", después ai quieres nos cuentas tu reacción.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. No me he estrenado aún con este autor. Y por tu reseña debería hacerl pronto, que me da que son libros que voy a disfrutar.
    besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Margari: desde luego lo que no te dejarán es indiferente.
      Un abrazo

      Eliminar
  5. Me pasa que a mi "La cena" no me gustó, aunque es un libro con buenas reseñas, así que tengo este libro (del que también he leído buenos comentarios) en un "ay, sí, pero no sé". Le daré una oportunidad, para redimirme de discrepar con "La cena".

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana: si no te gustó "La cena" seguramente esta nueva novela tampoco, es un mismo estilo. Pero leyéndolo lo sabrás.
      Un abrazo

      Eliminar
  6. Me gustó mucho, hace un par de días se lo regalaba a una amiga.
    Me gusta este autor y más aún aquí que en La cena
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. mientrasleo: pues a mi me gustó un poco más "La cena", me pilló todo con más sorpresa, aquí ya estaba a la expectativa de que algún incidente tenía que pasar. Pero aún así ambas son muy recomendables.
      Un abrazo

      Eliminar
  7. Tengo "La cena" en el lector y por lo que cuentas seguro que es una lectura que da mucho juego. Es muy importante que un libro no deje indiferente.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Margaramon: te va a plantear un montón de preguntas, y un debate ético y social asegurado.
      Un abrazo

      Eliminar
  8. leí la cena pero debo dejar pasar un poco más de tiempo para adentrarme con este autor, que me movió muchas cosas con su anterior libro.
    Anoto que vale la pena leerlo.
    ¡Gracias! un beso, Ale.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ale: sí, pienso que también es mejor dejar pasar un tiempo entre ambos libros. Temas diferentes pero estilo parecido.
      Un abrazo

      Eliminar

Pido disculpas si tardo en publicar comentarios y en contestarlos. Este blog es muy importante para mí pero no lo único que hay en mi vida.
Gracias por comentar.