Libros para leer junto al fuego en invierno y a la sombra de un árbol en verano

lunes, 8 de octubre de 2012

LA CENA de Herman Koch


Es mejor no saber mucho del argumento de esta novela, porque su autor nos plantea un tema serio, grave y cruel, un suceso violento, protagonizado por adolescentes, que lleva a la reflexión de una pregunta: ¿hasta dónde se puede llegar por el amor a un hijo?
Narrado en primera persona por Paul, quién estará acompañado en esa cena por Claire, su mujer, su hermano Serge y su cuñada Babette. Nos llevará junto al aperitivo, los entrantes, el segundo, los postres, la digestión y la propina, que componen las seis partes de esta novela a un desarrollo de los hechos muy bien planteados. Cada una de esas partes se inicia con una descripción detallada de los platos, con cierto sarcasmo hacia los restaurantes de superlujo. La crítica es predominante en este libro, una crítica hacia la sociedad actual que abarca desde la clase social acomodada, pasando por la relación padres-hijos, hasta la política, con cierta incidencia en este último tema puesto que Serge es un renombrado político. Centrándose en los Países Bajos pero siendo extensible a toda Europa. Mientras avanza la cena también lo hace la conversación que se inicia con temas banales sobre el veraneo o el cine, como una forma de no llegar al tema principal y preocupante para estas dos parejas, el suceso acontecido a sus hijos de 15 años.
Es clave la personalidad de los personajes, analizados cada uno a través de los ojos de Paul. Al principio parecen una cosa y al final otra. Porque hay datos que Paul desconoce y, por tanto, como narrador nos los hace desconocidos a los lectores, y conjuntamente los iremos descubriendo. Haciéndonos cambiar de parecer, primero te caen bien unos personajes y después otros.
Es una historia dura y cruel, por desgracia es un reflejo de la sociedad y, lo peor, es que podría ser una realidad, o incluso más terrible todavía, ya lo ha sido. Vemos como la vida puede cambiar en un momento, como sale a la luz lo peor del ser humano, como reaccionan las personas ante un hecho irracional, como florece la sobreprotección y la justificación de los hechos. Provocando la reacción del lector, una reacción contradictoria, como madre siento esa complicidad que siente Claire con su hijo, esa actitud de defensa, de protección, pero también siento ira y desesperación por ver cómo alguien es capaz de cometer un acto de salvajismo contra otro ser humano. Y una y otra vez te planteas la misma pregunta “¿Hasta dónde es capaz de llegar un padre para encubrir a un hijo que comete un delito injustificable?” ¿Hasta dónde llegarías tú?
Un libro que no te deja indiferente, sobre todo, si tienes hijos, porque te provoca una serie de preguntas que son difíciles de contestar por mucho que las reflexiones. Plantea una situación límite en la que la primera conclusión que saqué fue: esto no puede ocurrirme a mi. Para a continuación pensar: ¿y si ocurriese? ¿cómo actuaría?
Tras leer esta novela corta pero intensa, que fluye de menos a más, que provoca tu reacción, que te saca tu instinto de protección junto a la ira que produce el desenlace. Surgen temas de debate como: en qué sociedad vivimos, cómo estamos educando a nuestros hijos y en qué nos estamos convirtiendo los seres humanos.

Algunas frases del libro:

“La felicidad se basta a sí misma, no necesita testigos.”

“No se trata de que vayamos huyendo de los problemas o de las situaciones difíciles. Pero para los problemas se puede, se debe buscar soluciones.”

“Y en ese preciso instante me asaltó un nuevo pensamiento. Un pensamiento como una pesadilla de la que uno despierta sudando, el edredón en el suelo, la almohada empapada de sudor, el corazón desbocado, pero hay luz en el dormitorio, en realidad no ha pasado nada, sólo ha sido un sueño.”

Contraportada:
Dos parejas se han citado a cenar en un moderno y exclusivo restaurante de Ámsterdam. Mientras saborean el aperitivo charlan con aparente despreocupación sobre la última película de moda y sus planes para las vacaciones, son conscientes de que, tarde o temprano, deberán abordar el incierto y acuciante asunto que los ha llevado a reunirse: el futuro de Michel y Rick, sus hijos de quince años, que según algunos indicios podrían estar envueltos en un caso de violencia grave. Así pues, tras los postres, cuando la cena llegue a sus últimos compases, la tensión entre los comensales habrá alcanzado su punto culminante y la cadena de secretos y revelaciones confluirán en un final dramático en el que nadie podrá esgrimir su inocencia.

Traducción del holandés de Marta Arguilé Bernal

39 comentarios:

  1. Uf, tremenda reseña. Que me deja con ganas de leer esta novela. Son preguntas difíciles de responder. Desde la tranquilidad se puede contestar una cosa, pero luego, si por desgracia toca vivirlas...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Margari: imposible saber cómo reaccionarías ante una situación como la que se plantea en este libro.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Tengo ganas de leerlo desde que vi la reseña de Bookworm, sin duda es una historia que no deja indiferente
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tatty: también recuerdo esa reseña, así pasó a ser uno de mis libros pendientes.
      Plantea muchas cosas y después crea debate con quién lo comentes.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Es una novela durísima que me dejo varios días con una sensación de desazón, de angustia, de dolor. No me gustó ni la recomiendo,lo pasé fatal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. LecturayCafé: entiendo que te dejase esas sensaciones. ¡Uf! hasta dónde puede llegar el ser humano.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Lo leí y me gustó mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leira: recuerdo tu reseña. Es un libro que no olvidas fácilmente.
      Un abrazo

      Eliminar
  5. Me encantó cuando la leí. Como bien dices, no deja indiferente.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Zamarat: coincidimos en opinión. Imposible no seguir comentando el tema durante mucho tiempo.
      Un abrazo

      Eliminar
  6. Lo tengo pero aún sin leer. Me llama mucho, a pesar de no tener hijos, jeje.
    Besos y feliz lunes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmen: lo de los hijos no es imprescindible para meterte en la piel de los personajes y valorar qué harías en una situación tan tremenda.
      Un abrazo

      Eliminar
  7. Cuando salió a la venta, hace unos dos años si no me equivoco, estuve a punto de comprarlo, pero ya llevaba una buena racha de compras y lo aplacé.
    Desde entonces, he tenido mono de leerlo, porque solo leo críticas buenas sobre él. A ver si de una vez me decido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Atram14: se lee de un tirón porque es corto, y como el desarrollo de la historia va de menos a más, no puedes dejar de leer.
      Un abrazo

      Eliminar
  8. No conocía el libro ni el autor pero parece muy interesante, tomo nota, gracias por el descubrimiento y la recomendación. Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Goizeder: yo también lo descubrí en los blogs. Da gusto encontrarse con libros de este estilo.
      Un abrazo

      Eliminar
  9. Una novela que me dejó impactada, como después me ha pasado con "Defender a Jacob", que trata un tema parecido, y desde luego merece la pena leerla. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pilar González: no conozco la novela de la que hablas. Tomo nota de tu recomendación.
      Un abrazo

      Eliminar
  10. Me encantó este libro. Has hecho una reseña magnífica.
    La gravedad con la que discurre esa conversación me atrapó
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. mientrasleo: he intentado desvelar lo menos posible, porque a mi me atrapó no saber qué suceso desencadena todo.
      Gracias.
      Un abrazo

      Eliminar
  11. Me apetece mucho este libro desde hace tiempo pero en mi biblioteca está siempre cogidísimo, tendré que reservarlo. El argumento me recuerda un poco a la película Un dios salvaje de Roman Polanski que me encantó, me da que va a dar mucho que pensar y que discutir. Bsos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carol: si al final consigues leerlo seguro que te lleva a mantener debates.
      No he visto esa película. La buscaré.
      Un abrazo

      Eliminar
  12. Tu reseña me ha encantado, has hecho que quiera leerlo. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dolores: qué bueno. En el fondo es lo que pretendo con este blog, animar a leer.
      Gracias.
      Un abrazo

      Eliminar
  13. Esto sí son problemas. ¿Verdad?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Icíar: mejor no vivir una experiencia como la que se plantea.
      Un abrazo

      Eliminar
  14. Vaya que buena pinta tiene este libro, me interesa. Gracias por la reseña, lo buscaré.
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antonio Cabello: ya nos contarás que te parece. Porque no te dejará indiferente.
      Un abrazo

      Eliminar
  15. Lo tengo pendiente en la estantería desde hace ni se sabe ya...

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Shorby: pues a buscarle un hueco. Se lee muy rápido.
      Un abrazo

      Eliminar
  16. Lo acabo de leer. Quedé impactada con las conductas irracionales de los padres por justificar o salvar a sus hijos...la ética y los valores tirados a la basura...Nadie quiere perder ese estado de felicidad...mirar para otro lado...Para reflexionar...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo: plantea una situación muy delicada y complicada donde es muy difícil saber como se actuaría en un momento así. Da miedo pensarlo. Un tema para debatir y reflexionar.
      Un abrazo

      Eliminar
  17. Desde las primeras páginas me enganchó totalmente.
    Al principio me divertí con la ironía con la que el autor nos narra
    toda la "liturgia" que se despliega en algunos restaurantes con muchos
    tenedores.Luego,poco a poco,va creciendo la tensión dramática que te
    pone el corazón en un puño.En mi caso tengo nietas y nietos adolescentes y se me plantearon algunas preguntas inquietantes.
    En una situación límite como la que nos muestra Koch ¿quién puede
    asegurar cual sería su actuación?.Para meditar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana Maria: imposible saber nuestra reacción, por muy reflexionada que pueda estar. Y desde luego mejor no vivir una situación ni parecida a la que se plantea.
      Un abrazo

      Eliminar
    2. Quizá la mayor contrariedad que me produjo la lectura de La cena fue la ideología del personaje principal en relación a la pena de muerte. Creo que en cierto modo, fue éste el origen de la tragedia.

      Eliminar
    3. Luis: una estupenda observación. Para conducir a un nuevo e intenso debate.
      Un abrazo

      Eliminar
  18. Acabo de terminarlo, de hecho lo tengo en mis manos aún, todavía no lo he devuelto a la biblioteca y estoy impactada. Menudo libro. Me ocurrió con "La verdad de la señorita Harriet" que luego pasas semanas pensando en él. Con éste me va a pasar lo mismo, seguro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo: tremendo el tema y el debate que plantea ¿a que sí?
      tomo nota del libro que comentas.
      Te recomiendo "Casa de verano con piscina" también de Koch (tienes la reseña en mi blog)
      Un abrazo

      Eliminar
  19. He terminado hace poco de leer este libro. No me ha dejado indiferente. Me ha gustado, todo el tiempo interesante pues nada es lo que parece, pero el final me ha parecido desconcertante. Me habría gustado más un final más claro. Quedan muchas cosas en el aire sobre todo de la enfermedad de Paul

    ResponderEliminar

Pido disculpas si tardo en publicar comentarios y en contestarlos. Este blog es muy importante para mí pero no lo único que hay en mi vida.
Gracias por comentar.