Libros para leer junto al fuego en invierno y a la sombra de un árbol en verano

lunes, 25 de septiembre de 2017

DESEO DE CHOCOLATE de Care Santos

Premio Ramón Llull 2014

El hilo conductor de esta novela es una chocolatera de porcelana blanca, con capacidad para tres tazas (3 jícaras), seguramente fabricada en Sèvres, Y que tiene debajo una inscripción que pone: “Je suis à Madame Adélaïde de France”. Conocer quién era Madame Adélaïde y el cómo esta antigüedad ha llegado a la Barcelona actual lo sabremos con tres relatos que transcurren del presente hacia el pasado, hasta llegar al momento de su fabricación tres siglos atrás.
Son historias independientes, pero entrelazadas de alguna manera por las diferentes manos por las que va pasando la chocolatera. Me ha parecido original esta estructura de novelas cortas y su cronología al revés, pues por una parte me ha hecho disfrutar de tres interesantes y documentados relatos, y por otra irme fijando en cada ocasión a quien pertenecía la chocolatera en ese viaje en el tiempo.
Aparte como curiosidades he encontrado un guiño a Amadeo Lax, personaje de su libro “Habitaciones cerradas” (reseña aquí). Y hacia el final un capítulo con formato de obra de teatro.
También está muy bien ambientada cada parte según la época en que transcurre, tanto por el entorno y la vida en la ciudad, como por el comportamiento de los personajes, acorde a las costumbres de cada momento. Que por cierto unos son ficticios y otros son reales, tal y como indica la autora en un índice al final. Haciéndonos testigos de la evolución a lo largo de los años de la sociedad, las clases sociales, más la propia fabricación del chocolate.

Algunas frases del libro:

“Enseñar a quien quiere aprender es un privilegio.”

“Es curioso cómo las cosas forman parte de nuestra vida igual que si fueran seres vivos.”

“Los recuerdos no cuestan dinero, pero son nuestro tesoro más preciado.”

“¿De quién son las cosas perdidas? ¿De quién son los objetos que alguien amó, cuando esa persona se va para siempre?”

“Los libros son la mejor compañía, ¿no creéis? Las palabras sabias y hermosas que recolectamos en ellos nos convierten en mejores personas.”

Contraportada o parte de la misma:
Tres mujeres, tres siglos y la misma chocolatera de exquisita porcelana blanca:
Sara: propietaria de un apellido que en Barcelona es sinónimo de chocolate, se enorgullece de dar continuidad a la tradición heredada de sus padres.
Aurora: hija de una sirvienta de una familia burguesa del siglo XIX, para quien el chocolate es un producto prohibido.
Mariana: esposa del fabricante de chocolate más famoso del siglo XVIII, abastecedor de la corte francesa e inventor de una máquina prodigiosa.

Otros libros de esta autora reseñados en este blog: “La ruta del huracán” (enlace aquí), “Habitaciones cerradas” (enlace aquí)



martes, 19 de septiembre de 2017

EL REGALO de Eloy Moreno

Esta historia más que una novela es un cuento o fábula, incluso tiene algo de autoayuda. Yo lo definiría como lecciones de vida, pues todo lo que dice es muy reflexivo, y lleva a lo que sería la moraleja, y es que todos deberíamos hacer realidad nuestros sueños. Porque casi siempre caemos en decir “algún día” lo que es igual a “nunca”, y sin embargo deberíamos decir “lo haremos”.
Incluye pequeños cuentos dentro del relato, que transmiten una enseñanza. Y tiene muchas frases que cuando las lees piensas cuanta verdad, parecidas a las que también leemos en los azucarillos del café o que circulan por las redes sociales, que en el momento te hacen pensar, y que al rato olvidas porque tu vida sigue estancada en su rutina.
Pero el protagonista de este libro verá interrumpida su rutina por algo inesperado, y de repente su vida dará un vuelco en todos los sentidos. Creando una trama de intriga, porque te preguntas ¿qué quieren de él? ¿quienes son ellos? ¿quién es el hombre que observa y hace fotos hace años? y ¿qué lugar es ese llamado La Isla?
En algunos momentos está descrita la misma escena desde varias perspectivas, según el personaje que la vive. Ampliando la visión de lo que está sucediendo.
Lo mismo que tendremos información del pasado de los personajes, quienes han tenido vidas como la de mucha gente. Y esto es algo que Eloy Moreno consigue muy bien en sus libros, porque puedes identificarte o identificar a personas cercanas a ti con los personajes. También algo común en sus historias es la crítica social, que en esta ocasión es la crítica al sistema.
Al final lo que extraes de esta narración es que La Isla es ese lugar utópico con el que soñamos, pero para convertirlo en realidad deberían pesar más nuestros sueños que nuestras excusas. Porque vivimos en el mundo a gran velocidad pero se nos olvida vivir la vida y se nos va sin vivirla. Así que lo mismo para abandonar esa vida gris hay que lanzarse y dejarlo todo para conseguir la felicidad. La verdad es que leído suena fácil, pero a veces la realidad nos frena.
Para mi no es el mejor libro de Eloy Moreno, pero si por un momento quieres sentirte bien con tu interior, mucho de lo que dice te ayudará.

Algunas frases del libro:

“Yo también no es un te quiero.”

“Con el paso del tiempo me he dado cuenta de que uno no puede jugar a adivinar el futuro y menos cuando ni siquiera es capaz de controlar el presente.”

“Aquel día inicié un viaje que me hizo darme cuenta de que había sido un hombre que abrió los ojos demasiados años después de haber nacido.”

“Por primera vez en mucho, mucho tiempo, disfruté de la soledad en silencio, en un silencio acompañado por la lluvia.”

Contraportada o parte de la misma:
“Y llegamos a un lugar que, aún a día de hoy, no sabría muy bien cómo definir.
Quizá es ese sitio al que te trasladas cuando suena el timbre del recreo, o allí donde vamos al cerrar los ojos justo antes de soplar las velas, o el viento en el que flotamos al recibir uno de esos abrazos que nos sostienen el cuerpo, las dudas y los miedos...
¿Quién sabe?
O quizá no era más que la parte trasera del armario en el que se había convertido mi vida: ahí donde se almacenan prendas que jamás volverás a ponerte pero que te da pena tirar.”

Otros libros de este autor reseñados en este blog: “El bolígrafo del gel verde” (enlace aquí) y “Lo que encontré debajo del sofá” (enlace aquí)




miércoles, 13 de septiembre de 2017

EL LIBRO DE GLORIA FUERTES. Antología de poemas y vida

Edición y textos de Jorge de Cascante.

Hace 100 años del nacimiento de Gloria Fuertes y este libro sirve de homenaje a esta genial poeta que no poetisa, como a ella misma le gustaba que la llamasen. Pero para saber más de ella aconsejo leerlo. Es una cuidada, documentada y trabajada edición que recoge numerosos poemas, incluidos 10 inéditos, y entre estos nos encontramos con retazos de su vida, anécdotas y fotos. También un cómic de Carmen Segovia. Todo el conjunto me ha ampliado la visión que tenía de esta mujer, de quién conocía la poesía que me acompañó en mi niñez en aquel programa televisivo de “Un globo, dos globos, tres globos” de los años 70. Y hace unos años volví a releer sus libros para mis hijas, quienes se aprendían su poemas de memoria. Pero ahora he descubierto que había mucho más detrás de sus versos infantiles, por eso os animo a conocer la biografía de Gloria Fuertes que engrandece sus poemas, y sus poemas tienen mucho de su vida.

Uno de los poemas:

EL POETA
El pesimista piensa en ayer
el optimista en mañana
el realista en hoy.
El poeta en ti.

Algunas frases del libro:

“Esto no es un libro, es una mujer”.

“Si vales de verdad y quieres algo con todas tus ganas, sales adelante seguro.”

“Dios me hizo poeta y yo me hice bibliotecaria. Fue una de mis épocas más felices. Aquellos años en los que, ya al frente de una biblioteca, aconsejaba y sonreía a los lectores. Mi jefe era el libro, ¡yo era libre!.”

“Una mujer, para que se la reconozca como escritora, pintora, investigadora o lo que sea, tiene que hacer veinte veces más que un hombre, tiene que ser una fuera de serie. No hay apenas mujeres reconocidas en ninguna profesión, pero el mundo está lleno de célebres hombres mediocres.”

Contraportada o parte de la misma:

(Solo está la firma de Gloria Fuertes)



miércoles, 6 de septiembre de 2017

TRES ABUELAS Y UN COCINERO MUERTO de Minna Lindgren

Primer libro de la trilogía de Helsinki
Suelo leer las contraportadas porque me ayudan a decidirme por un libro u otro. Pero en esta ocasión me ha llevado a que esta novela haya sido un chasco, pues hace referencia a “misteriosos crímenes”. Luego en la portada compara a la autora con la nueva Ágatha Christie. Y, además, el título me ayudó a creer que iba a encontrar una historia de intriga. Y nada más lejos de la historia que contiene, la cuál no ha estado mal, pero no me apetece leer los dos libros siguientes.
En este primer libro la trama va de las aventuras y desventuras de tres nonagenarias que viven en una residencia de ancianos en Helsinki. Abordando temas sobre la vejez, el funcionamiento de las residencias y de los hospitales, en concreto en Finlandia. Temas muy serios pero tratados en conversaciones locuaces y distendidas, que le dan un ritmo alegre, cercano al humor negro.
Y es que para este grupo de ancianos, las tres protagonistas más otros compañeros de la residencia, el haber llegado a tan avanzada edad les ha supuesto haber perdido a familiares y amigos antes, lo que les lleva a la soledad y a disponer de mucho tiempo libre. Tienen asumido que la vida tiene un final, y viven sin preocupaciones de salud ni alimentarias, no les importa comer o beber esto o aquello. Así que van a su aire, viviendo cada momento. Y a raíz de observar cosas raras en la residencia, donde el personal deja mucho que desear, empiezan a ocupar su tiempo buscando soluciones, con tan sólo la ayuda de un joven, que tiene su propio pasado.
La espontaneidad, tal vez por las pérdidas de memoria, convierte a estas abuelas en viajeras intrépidas a bordo de tranvías, recorriéndose Helsinki de punta a punta, sin ningún impedimento ni por la edad, ni por los bastones ni andadores.
Por detrás del humor hay una reflexión y una crítica a la situación de los mayores, su indefensión incluso ante personas que se supone están para ayudarlas a que su vida sea mejor.

Algunas frases del libro:

“A los viejos no les dejan decidir nada por ellos mismos.”

“El mundo giraba demasiado alrededor del trabajo y luego, cuando este ya no existía, nadie era libre, sino prisionero de su edad, y lo rodeaban infinitos días vacíos.”

“¿Qué clase de cosas, en su opinión, hacen que la vida de una persona mayor tenga calidad?”

“La vida te ofrece sorpresas hasta el final, incluso a nosotras, con más de noventa.”

Contraportada o parte de la misma:
Siiri, Irma y Anna-Liisa son tres ancianas viudas residentes en El Bosque del Crepúsculo, un centro privado de apartamentos para la tercera edad de Helsinki. Más que un nidito acogedor para las personas mayores, la residencia resulta un lugar siniestro en el que los ancianos se ven privados de su identidad, rodeados todos los días por enfermeros vagos e inexpertos, y obligados a hacer gimnasia, a asistir a conferencias y a tomar una gran cantidad de medicamentos prescritos por médicos a los que apenas han visto.
Parece que para las tres amigas los días ya solo traerán partidas de cartas, viajes en tranvía y asistencia a funerales. Pero en la residencia se empiezan a producir unos misteriosos crímenes... y quizá nadie había contado con la curiosidad y el tiempo libre de unas inocentes ancianitas.

Traducción de Luisa Gutiérrez