Libros para leer junto al fuego en invierno y a la sombra de un árbol en verano

jueves, 30 de marzo de 2017

AGUJETAS EN LAS ALAS y 88 razones para seguir volando de Dani Rovira

Ilustraciones de Mónica de Rivas

Es de esos libros para leer despacio, a ratos, en orden o al azar, para releer, para pensar, para sentir, para emocionarse.
El prólogo de Angel Talián nos abre las puertas a esta otra faceta de Dani Rovira, la creación de estos microcuentos que de twitter han saltado al papel. En parte, según he leído (enlace aquí) tuvo algo que ver la autora de las ilustraciones. Las cuales son parte y complemento de estas historias mínimas.
Por cierto, en la edición, he echado de menos alguna información sobre la ilustradora.
Pero de Dani Rovira si hay unas líneas rememorando sus comienzos de cuentacuentos, y recuerda que continua “contando, viviendo, escuchando y creando historias”.

Algunas frases del libro:

“El miedo nunca ganó a la felicidad. El miedo tan sólo era una palabra de cinco letras.”

“Desde el comienzo de los tiempos las olas, sin saberlo, afrontan espumosas y felices el momento de morir en la orilla.”

Contraportada o parte de la misma:
Es uno de esos libros que yo, como amante de las pequeñas historias y las grandes emociones adoraría tener entre mis manos. El amor, la nostalgia, la ilusión, las hipótesis, las ansias de latir son algunos de los sugerentes elementos que os pongo y propongo encima de la mesa. Si algún niño se pierde en un mar de dudas ante él, acudan a un adulto... y viceversa.
Disfruten de todos y cada uno de los recovecos de mi pecho y mi cabeza.

lunes, 13 de marzo de 2017

NOTICIAS DE LA NOCHE de Petros Markaris

Este es el primer libro de la serie policíaca protagonizada por el comisario Kostas Jaritos, que se publicó en 1995. De la que creo que ya tiene publicados 11 libros.
Jaritos no es el típico policía, es un tipo peculiar, que tiene por afición los diccionarios, tiene varios en su casa y le gusta consultarlos. Está casado, y la comunicación entre la pareja es escasa. Aparte me ha parecido que tiene una actitud machista con su mujer, por la forma en que la trata, pues entre otras cosas le controla el dinero. Tienen una hija en común que está estudiando fuera de Atenas.
Es una persona inquieta, que empieza a remover un asunto y al final acaba lamentándolo, por eso piensa que quién le manda meterse en líos, que sería mejor dejar que el caso que está investigando siguiera su curso. Pero no cesa en su empeño de resolverlo.
Otra de las actitudes que marcan su personalidad es que aunque se controla en sus funciones como policía, piensa que pegar sería, a veces, más efectivo. Y con respecto a su ayudante, Zanasis, lo considera un cretino con poca agilidad mental.
En esta ocasión en el caso que tiene que investigar se ven implicados periodistas, por tanto, alguna parte de la novela nos acerca al intrincado mundo de los medios de comunicación. También muestra un reflejo de la sociedad y de la situación política griega de finales del siglo XX.
En la parte de intriga, la trama va dando giros, complicando la investigación, pues se va ampliando la lista de sospechosos. Sacando a la luz situaciones complejas donde los asesinatos parecen ser lo menos importante.
Me ha resultado curioso conocer a este personaje, es otro tipo de novela policíaca, muy diferente al estilo nórdico. Pero para comisario del Mediterráneo prefiero a Montalbano, el personaje de Andrea Camilleri.

Algunas frases del libro:

“¿Quién dice que aprendemos de nuestros errores? Yo nunca aprendo.”

“Algunas ideas llegan de repente, de un modo inesperado. No han podido ser elaboradas, no obedecen a ninguna asociación y, sin embargo, se sabe que son correctas.”

“A veces los periodistas pecamos por exceso de celo y no tenemos en cuenta las consecuencias.”

Contraportada o parte de la misma:

El hallazgo de los cadáveres de un matrimonio albanés y las observaciones que sobre el caso sugiere una intrépida y ambiciosa periodista pondrán al comisario Jaritos sobre la pista de un sórdido comercio clandestino que alimenta los intereses monetarios y faltos de escrúpulos de organizaciones griegas y albanesas. Dos nuevos homicidios sin resolver y aparentemente ajenos a la muerte de la pareja vendrán a sumarse al fardo que acarrea ese sabueso cínico, experimentado y algo canalla que, pese a haber lidiado largos años con el delito, no ha perdido interés por resolver los oscuros enigmas que se le plantean.

Traducción de Ersi Samará



miércoles, 1 de marzo de 2017

TRES DÍAS Y UNA VIDA de Pierre Lemaitre

Lejos de sus novelas negras, pues en esta ocasión no se recrea en escenas macabras, aunque la intriga está presente, Lemaitre, narra la vida de Antoine en tres períodos cronológicos, 1999, 2011 y 2015, desde que a los 12 años cometió un hecho con el que convivirá el resto de sus días. Y precisamente es ese suceso y las reacciones que tiene el personaje lo esencial de esta historia, pues no deja indiferente y plantea al lector una reflexión que lleva a plantearnos una gran pregunta ¿qué hubiera hecho yo en una situación así?
Por una parte muestra las sensaciones de Antoine, está desesperado, apabullado, abatido, agotado. Se plantea ¿qué puede hacer? Pero no puede pensar. Sabe que ha sido una catástrofe. Pero por otra parte no quiere que lo descubran, porque sabe las graves consecuencias. En esta dicotomía y lucha interior intenta sobrellevar la pesada carga de la culpa. Parece que la “suerte” está de su parte (lo de los fenómenos metereológicos me ha parecido un poco exagerado), y su objetivo es alejarse de su pueblo, pero el lazo está ahí, y no será tan fácil.
Aunque parezca que en la trama no va pasando casi nada relevante, sin embargo, algunos pequeños giros hacen que las cosas no salgan como estaban previstas.
¿Cómo se puede seguir viviendo cuando se ha hecho algo tan grave? ¿Cómo se puede ocultar, guardar el secreto, año tras año? Piénsalo, porque las consecuencias de nuestros actos son la columna vertebral de nuestra vida.

Algunas frases del libro:

“En cuestión de segundos, su vida ha dado un vuelco.”

“La desgracia que había golpeado al pueblo alteró de forma notable el mapa de las relaciones entre vecinos.”

“Su vida no era más que la inmensa derrota a la que su infancia, puro dolor, lo había condenado.”

Contraportada o parte de la misma:

Todo comienza en Beauval, un pequeño pueblo enclavado en una región cubierta de bosques, donde la apacibilidad y belleza del lugar son el contrapunto perfecto a la sucesión de acontecimientos que conforman la trama. Al complejo microcosmos de sus habitantes, no exentos de hipocresía y cinismo, se añaden los ambiguos gestos, los comentarios maliciosos, la maldad y la insidia parapetadas detrás de las buenas intenciones, elementos todos ellos determinantes en la gestación y desenlace de la apasionante historia de Antoine.

Traducción del francés de José Antonio Soriano Marco

Otros libros de este autor reseñados en este blog: “Vestido de novia” (enlace aquí), “Irene” (enlace aquí), “Alex” (enlace aquí)

Otros libros reseñados en este blog que tampoco te dejaran indiferente por las cuestiones que plantean: “La cena” de Herman Koch (enlace aquí), “Casa de verano con piscina” de Herman Koch (enlace aquí), “El lector” de Bernard Schlink (enlace aquí), “La ley del menor” de Ian McEwan (enlace aquí)