Libros para leer junto al fuego en invierno y a la sombra de un árbol en verano

martes, 23 de mayo de 2017

CÓMO APRENDÍ A LEER de Agnès Desarthe

Este libro es más cercano al ensayo que a una novela, pero está narrado como si lo fuera, por el ritmo y la estructura del mismo. Además, el relato comienza desde que nació la autora, siendo una autobiografía de su propia experiencia como lectora.
Ya en el prólogo, de apenas dos párrafos, hace una bonita reflexión sobre aprender a leer y para que sirve.
En sus recuerdos desgrana los motivos que la llevaron a verse afectada de “librofobia”, porque desde bien pequeña su mala relación no fue tanto con la lectura sino más bien con los libros. Porque se planteaba cuestiones mucho más allá de la unión de dos letras, como que la “B” con la “A” se leen “BA”.
Va relatando todo el proceso de por qué decidió dar la espalda a la lectura desde la guardería hasta la edad adulta, con referencias a sus padres, a su hermano, a sus antepasados, a las señoras “B” (5 mujeres que la marcaron en diferentes épocas), y la influencia que tuvieron todos ellos a lo largo de su vida lectora. Contado tal y como ella sintió las cosas.
También hay muchas referencias literarias de libros y autores que pasaron por sus manos en diferentes edades.
Llegando a un punto en el que una pregunta que le plantean “¿desde dónde se escribe?” ella la transforma en “¿desde dónde se lee?”, y esta cuestión la dirige a la búsqueda de sus orígenes. Que le ayudarán a encontrar su camino lector. El cual también se ve influenciado por la traducción y la escritura.
Y precisamente saber que Agnès Desarthe es traductora y escritora, y que actualmente leer es su ocupación principal, convierte el relato de este libro en una experiencia interesante, por sus reflexiones personales sobre “cómo aprendí a leer”.

Algunas frases del libro:

“La vida diaria me parece salpicada de absurdos invisibles a los ojos ajenos.”

“El placer está relacionado con el descubrimiento de las nuevas posibilidades, el despliegue, el vuelo, la asombrosa delicia del aprendizaje.”

“La confusión es uno de los sentimientos humanos más difíciles de expulsar, porque es informe, no tiene límites, se escapa.”

“Escribir, traducir (pero, finalmente, ¿no son una sola y única actividad?) me enseñaron a leer y siguen haciéndolo.”

Contraportada o parte de la misma:

Como una niña que se niega a comer lo que le ponen en el plato, la protagonista de este libro no entendía las líneas que pasaban ante sus ojos y escupía las palabras. Le gustaban la brevedad y las imágenes de la poesía, pero obstinadamente se negaba a tragar las grandes novelas. A veces, los planes ideados por su padre, un prestigioso pediatra, la llevaban a leer novelas negras que sí la cautivaban; pero nunca, “Madame Bovary”, por ejemplo. Entusiasta y optimista desde bebé, la protagonista – que no es otra que la propia autora, Agnès Desarthe – pensaba que al acceder al lenguaje estaría en condiciones de decirlo todo. Habría una palabra para cada sensación, para cada cosa vista, tan eficaz como el dedo que apunta al cielo con un grito inarticulado y que significa al mismo tiempo: avión, velocidad, flecha, ruido, miedo, belleza, relámpago, cohete, estrella, azul. Pero las palabras, sentía Agnès ya de adolescente, “eran imprecisas, poco numerosas, rígidas y ocupaban mucho espacio”. Hasta que todo cambió. Eso sí: muchos años después.

Traducción de Laura Salas Rodríguez



lunes, 15 de mayo de 2017

¡DESPIERTA! ¡LEONARDO VIVE! de Germán Belda Gil

Ilustraciones de Juan Palomares
Quiero empezar explicando que en mi blog he evitado hablar de libros de autores que conozco, porque no sería imparcial en mi opinión, pero si que tengo una pestaña en la parte superior que se titula Libros recomendados, donde muestro tres libros de una persona muy cercana, por si alguien desea conocerlos.
Y tras este inciso os cuento que con el libro de Germán Belda he tenido mi propia dicotomía sobre que hacer: contaros que me ha parecido o añadirlo a esa pestaña. Y es que lo conozco personalmente, en concreto somos de la misma falla/asociación (así que casi siempre lo he visto desde el lado más festero), pero tras asistir el pasado diciembre a la presentación del libro descubrí su parte más personal, que tiene que ver con su vida profesional (educador, psicólogo, coach), y después de escucharle a él y a las personas que lo acompañaron en la mesa, me di cuenta de que no lo conocía.
Pero también vi que este libro es un proyecto muy personal, donde el autor ha cumplido uno de sus sueños, y ha abierto su corazón para transmitir a los lectores pensamientos positivos que nos ayudarán a ser mejores.
Está dividido en 24 capítulos o apartados. Empezando cada uno con una frase de un personaje célebre. Y que no son las únicas porque ha incluido algunas más entre medias. Frases que al leerlas y releerlas dejan su poso.
En la introducción, el propio autor, muestra las ganas que tenía por escribir un libro, y ya nos descubre algunos de sus pensamientos. También nombra a tres personas que forman, en mayor o menor medida, parte de este libro: Yuri Aguilar, que ha hecho el prefacio y guía de lectura, abriéndonos los ojos a lo que vamos a encontrar entre líneas. Juan Palomares, que es el ilustrador, quién llegó por casualidad a la vida de Germán y ha puesto imagen al contenido del libro. Y Juan García Estellés, alguien a quien admira el autor por su pasión por el fuego y la pólvora. Aparte también ha tenido la colaboración en el prólogo de Ferran Garrido, quien conoce bien a Germán y lo muestra en sus palabras.
El título tan expresivo va dirigido directamente a los lectores, con ese ¡Despierta! Para que nos pongamos en marcha y saquemos lo mejor de nosotros mismos. Y ese ¡Leonardo vive! Porque si miramos a nuestro alrededor encontraremos muchos leonardos.
Precisamente utiliza a Leonardo Da Vinci, su lema “Sapere vedere” = “saber ver”, y por extensión el Renacimiento y el pensamiento humanista, como ejemplo de no ponernos límites, como un espejo donde mirarnos, para perseguir nuestros sueños y sacar nuestro ser creativo. Y es que el objetivo de este libro es que saquemos fuera ese sueño.
Continuamente transmite un mensaje positivo. Potenciando el crecimiento personal con sus palabras. Reiterando su mensaje desde diferentes puntos de vista. Nos habla de su propia banda sonora y del poder terapeútico de la música. De la importancia de dar las gracias. También de la energía, de la actitud, del equilibrio y del sentido de la vida. Tiene una referencia a Viktor Frankl y su obra “El hombre en busca de sentido”. Y no es la única alusión a personas que han sido y son ejemplo para los demás. La superación personal es parte de estas páginas.
Plantea muchas preguntas al lector, cuya respuesta necesita que le demos un tiempo de reflexión, invitándonos a la autorreflexión. Recomienda que tengamos a mano papel y lápiz porque en el positivismo hay muchas tareas que apuntar. Como el diario intensivo de agradecimientos o el escoger un lema. Y también te invita a que escribas en el propio libro algunas cuestiones que plantea, unos ejercicios que seguro nos ayudarán en nuestra vida.
Y llegados a este punto queda bastante claro que es un libro de autoayuda, en el que nos enseña a mirarnos en nuestro interior, saber valorarnos, creer en nosotros y así conseguir convertir nuestros sueños en realidad. Y aunque ha tratado otros temas, sin embargo no ha llegado ha profundizar en ninguno. Por otra parte, me he quedado sin entender que relación tienen las ilustraciones con el contenido. Pero si que ha conseguido transmitirme la energía positiva que brota de sus palabras, con las que también ha dicho que cada día pasan por nuestro cerebro más de 60.000 pensamientos, la mayoría negativos, de muchos ni somos conscientes. Y a mi me ha dejado la sensación de que en este libro ha recogido los pensamientos positivos que ha ido seleccionando a lo largo de su vida para compartirlos con todos nosotros.

Algunas frases del libro:

“Cree firmemente en ti... convierte tus sueños en realidad.”

“Crecer es escuchar el interior.”

“Si eres capaz de buscar dentro de ti, seguro que encontrarás tu sueño, porque todos llevamos un sueño dentro para el cual hemos nacido.”

Contraportada o parte de la misma:

"Germán Belda nos ofrece en estas páginas un hermoso paseo. Nos lleva desde Leonardo da Vinci a los hombres jirafa; de la pólvora a Miguel de Cervantes; de David Casinos al fuego antiguo; de la Valencia mediterránea a la esencia de Buda y Confucio; de Nelson Mandela a la clásica Atenas y la renacentista Florencia. También están presentes los sueños hechos realidad, Abraham Lincoln, las emociones más profundas, la Madre Teresa de Calcuta y hasta el optimismo de los astronautas. Estamos ante una propuesta de coaching innovadora y vitalista, que sale del corazón del autor. Resulta imprescindible, pues, recorrer el camino que nos propone."
Alfonso Gil. Periodista y profesor


miércoles, 3 de mayo de 2017

AMSTERDAM de Ian McEwan

La muerte de Molly con tan solo 46 años, y de una forma un tanto terrible, marca el inicio de esta historia. En la que dos de sus amigos, y amantes, Clive y Vernon, tienen que continuar con sus vidas, pero sus pensamientos se encuentran algo influenciados por la situación que acaba de ocurrir, y cada uno somatiza de una manera esa ausencia.
Estos dos personajes conforman la parte central del libro, a través de sus actuaciones en sus respectivos trabajos, el primero es músico y el segundo es periodista. Y ambas profesiones son tratadas desde un punto de vista crítico.
Aparte hay otros dos personajes que también formaban parte del círculo de Molly, su marido, George, quién aparece en un par de momentos clave.
Y el otro amante, Julian Garmony, un político en plena carrera de ascenso, que aparece poco en escena, pero su comportamiento es relevante.
Ese hecho significativo es el que nos adentra en el mundo periodístico, con sus tejes y manejes, las decisiones que se toman y las consecuencias a todos los niveles a la hora de hacer públicas ciertas noticias. Derivando en una cuestión ética que no será la única, pues cada personaje en cierta medida se ve involucrado en un dilema moral. Que a su vez genera el sentimiento del deber. Pasando por el gusto por la venganza.
Me ha resultado una historia corta, no ya tanto por la extensión, sino más bien por el contenido. Le ha faltado sacar más jugo a los personajes, sobre todo a alguno de ellos. Y aunque trata temas que dan para debate tampoco profundiza mucho en ellos. Con un final sorprendente donde ves que este autor sabe poner al descubierto la naturaleza humana. 
Pero me gustó muchísimo más “La ley del menor” (reseña aquí).

Algunas frases del libro:

“Uno de esos brotes ocasionales de miedo a la muerte.”

“Los humanos sabíamos tan poco unos de otros.”

Contraportada o parte de la misma:

Molly Lane ha muerto a los cuarenta y seis años de edad. Era una mujer muy libre, muy seductora, y en su entierro se encuentran presentes los cuatro hombres más importantes de su vida: Clive Linley, músico famosos; Vernon Halliday, periodista y director de uno de los grandes periódicos del país; George Lane, su poderoso y multimillonario marido, y Julian Garmony, un notorio político de derechas, actual ministro de Asuntos Exteriores y candidato a primer ministro.
Clive y Vernon son amigos desde los lejanos y felices años sesenta, y ambos fueron amantes de Molly cuando todos ellos eran jóvenes, idealistas y pobres. George, el marido, entró mucho más tarde en la vida de la fascinante mujer y jamás pudo poseerla del todo, excepto en el terrible período final, de descenso a los infiernos de la pérdida de memoria y la desintegración mental, en el que se convirtió en su implacable cuidador y carcelero. Y con respecto a Garmony, representante de la derecha más pura y dura y de todo lo que Vernon, Clive y Molly odiaron durante toda su vida, ni el periodista ni el músico pueden explicarse qué era lo que Molly veía en él, qué extraña relación les unía.

Traducción de Jesús Zulaika



miércoles, 19 de abril de 2017

LO QUE OLVIDAMOS de Paloma Díaz-Mas

Este tipo de historias intimistas, que transmiten sentimientos y producen emociones, es un género de novela que me llena mucho. Porque cada párrafo, cada frase, están repletos de significado.
Ya desde el comienzo la ternura en los besos que reparte en la residencia el personaje de la hija, es de esos momentos que no sólo imaginas, sino que llegas a sentir. Como más adelante cuando quiere hacer una foto de las manos de su madre entrelazadas con las suyas. Que me ha recordado otra historia preciosa “Las manos de mi madre” de Karmele Jaio (reseña aquí). Y otro momentazo es la referencia a la casa de su familia y como lo relaciona con la ilustración de la portada, un cuadro hiperrealista de Modesto Trigo.
Y luego es conmovedora la narración paso a paso del proceso de pérdida de memoria, expresado desde el amor de una hija que ve y siente cada día el deterioro de su madre. Esos pequeños olvidos que van en aumento. Transformando la vida cotidiana, que deja de serlo para convertirse en algo nuevo cada día. Pasando a invertirse los papeles cuando la hija tiene que enseñar a la madre.
Por otra parte se produce un efecto contrario entre la hija y la madre, pues los olvidos de esta última hacen que la hija recuerde momentos de su propia vida, de su infancia, de su juventud. Algunas situaciones que vivió y luego el paso del tiempo había hecho que no recordase.
Pero este libro no se queda sólo en la enfermedad del alzheimer, sino que va un poco más allá, y para que no se queden en el olvido habla de algunos acontecimientos que marcaron la historia del siglo XX en España. Utilizando el encuentro casual con otro personaje, se rescatan momentos de la Guerra Civil, de la posguerra y del 23F. Recuerdos de lo que vivieron esta madre, esta hija, y su familia (momentos que han traído a mi memoria situaciones parecidas de mi familia).
Y otro punto estupendo de esta novela es que en algunas de las escenas he sentido empatía con esa hija, porque su personaje resulta cercano, y consigue que te pongas en su piel.

Algunas frases del libro:

“La destrucción de nuestra madre iba invadiendo, deteriorando y tornando inhabitables los recuerdos de nuestra infancia.”

“El futuro no existía y el pasado estaba dejando de existir.”

“Una vida en la que cada día estrena mundo.”

“No saber hacer no significa no sentir.”

Contraportada o parte de la misma:

“Muchas tardes vengo aquí, traspaso la cancela, atravieso el pequeño jardín y entro en el edificio de la residencia donde ahora vive mi madre, esa mujer que ya no recuerda que soy su hija. Suele alegrarse de verme: intuye que soy alguien querido, aunque no sepa con certeza quién. Me ha olvidado a mí, como ha olvidado la mayor parte de su propia vida. Parece ensimismada. Podría pensarse que cualquier comunicación es imposible. Pero en estas tardes en que nos sentamos juntas se ha ido desarrollando entre nosotras una nueva relación, otra forma de comunicarnos. Su sinrazón nos ha abierto la puerta a una vida nueva. En medio de su desmemoria, afloran fugazmente nombres antiguos, palabras que atraen la evocación de cosas que nos sucedieron, recuerdos compartidos. Y esas pequeñas ráfagas del pasado hacen que yo misma recupere muchas cosas que había olvidado.
Nos une lo que olvidamos, porque su falta de memoria estimula mi memoria, me hace bucear en mi pasado y recobrar vivencias perdidas. Gracias a esta mujer que apenas recuerda nada de su vida empiezo a reconstruir mi historia y la de un país que ya no existe: el nuestro, hace unos años.”


miércoles, 12 de abril de 2017

NO ME TOQUES de Andrea Camilleri

Hasta el momento solamente había leído de Andrea Camilleri algunos de los libros de su serie protagonizada por el comisario Montalbano (y seguiré leyendo alguno más).
Pero esta vez me estreno con otro estilo de narrativa de este autor. Y aunque un comisario toma las riendas de la historia, no es una novela policíaca al uso, pues la intriga queda superada por el conocimiento de la personalidad de la mujer protagonista.
Laura Garaudo y su desaparición son el hilo conductor, por tanto ella apenas está presente en las escenas, sin embargo la vamos a conocer en profundidad, gracias a la investigación que lleva el comisario Maurizi, que se centra en hablar con personas de su entorno, pues ve necesario entender cómo era, cómo actuaba, qué pensaba, para llegar a una claridad sobre su desaparición.
Pero no siempre habla cara a cara, también lo hace por teléfono, por e-mail. Lo mismo que como complemento a sus averiguaciones lee cartas postales, fragmentos de una obra de teatro. Por lo que la variedad de presentación de formatos narrativos es abundante, hay diálogos normales, diálogos por teléfono, notas de prensa, cartas, e-mails, parte de una obra de teatro de T.S. Eliot, incluso un anónimo.
A su vez está estructurada por fechas que llevan un orden cronológico, en ocasiones retroceden algún día, o algún año. Pero es fácil seguir esa cronología.
Todos los personajes tienen algo que ver con ella, menos los policías, y según su orden de aparición llevan al comisario hacia otro de ellos, algo así como las fichas de dominó cuando las pones de pie en fila y empujas la primera, cayendo una detrás de otra. Siendo interesante la aportación de cada uno, y como Maurizi va componiendo su propia versión de Laura. Aquí resaltar que el comportamiento del marido no deja indiferente, hay que ver lo que hace estar enamorado.
También es atrayente la parte relacionada con Fra Angélico y su obra “Noli me tangere” (que su traducción da título a este libro), a mi me ha aportado curiosidad por conocer un poco más ésta y las otras obras pictóricas a las que hace referencia.
Y por último lo más destacable es el planteamiento sobre el malestar existencial, la crisis interna con uno mismo, la búsqueda de escapatoria a esa situación, la necesidad de reconciliación con la condición humana.

Algunas frases del libro:

“Entonces se entrega totalmente, se da por completo, a ciegas; y muy a menudo, cuando se percata de que se ha regalado en vano, acaba triste y disgustada. Las heridas profundas de algún modo las consigue esconder, disimular... Pero si le hacen más daño del habitual, entonces se acuesta y permanece días enteros en la cama sin querer ver a nadie.”

Contraportada o parte de la misma:

Todo el mundo está de acuerdo en que Laura Garaudo es una mujer fascinante: experta en historia del arte, venerada por amigos y colegas de profesión y poseedora de una gran belleza, baraja la posibilidad de escribir un libro. Casada con el célebre escritor Mattia Todini, su vida no puede ser más envidiable. Un buen día, sin embargo, Laura desaparece sin dejar rastro . ¿Se trata de un secuestro o una huida voluntaria?
El comisario Maurizi, hombre culto y sagaz investigador, será el encargado de hallar la solución a un rompecabezas más complejo de lo imaginado.

Traducción de Juan Carlos Gentile Vitale

Gracias a la editorial Destino por el envío de este libro


Otros libros de este autor reseñados en este blog: "Un filo de luz" (enlace aquí), "Un mes con Montalbano" (enlace aquí), "La forma del agua" (enlace aquí)

lunes, 3 de abril de 2017

Y YO A TI MÁS de Lisa Gardner

Lisa Gardner tiene una serie de libros en los que la protagonista es la detective D.D. Warren. Pero con esta novela inicia una serie nueva, protagonizada por la agente Tessa Leoni. Y por lo menos en esta primera entrega hace partícipes del protagonismo a los dos personajes.
Tessa Leoni es víctima y a la vez, por su profesión de agente estatal, también es investigadora de los hechos que le van ocurriendo. Y tendrá que compaginar su formación profesional con los instintos maternales. Su vida ha sido y es una lucha, donde la maternidad le ayuda a salvarse.
Mientras tanto, los investigadores principales y oficiales son D.D. Warren y Bobby, los cuales no descartan ninguna teoría desde el principio, y tienen muchas. Es más, parte del libro son esas teorías. Pero tienen que encontrar hechos que las demuestren, pues la investigación es por un homicidio y por una desaparición que, tal vez, también ha podido ser asesinato. Y, además, se ven las caras las fuerzas de la ley del estado y de la ciudad.
La narración también es doble. Por un lado, hay un narrador en tercera persona que va contando el presente. Y por otro lado, la propia Tessa es narradora, hablando en primera persona. Y esta combinación hace que sepamos hacia donde enfocan la investigación, pero también nos irá descubriendo datos y hechos del pasado de Tessa, que nos harán ir al lector por delante de la policía. Pero sin desvelar el final, porque cada vez que parece que se llega al mismo, hay un giro inesperado y la trama cambia de rumbo.
Para mi es un thriller que ha ido cogiendo fuerza según avanzaba la lectura, pues las teorías de la policía, la realidad contada por Tessa, la incógnita de la desaparición de la niña y las aportaciones de los diferentes personajes, componen una historia que acaba encajando al detalle. Y la primera y la última frase de la novela cierran ese círculo.

Algunas frases del libro:

“Una mujer recuerda la primera vez que la golpean. Pero, con un poco de suerte, también recuerda la primera vez que se defiende y gana”.

“Pensé de nuevo en todos los momentos que me gustaría tener de vuelta. Lugares a los que debería haber dicho que sí, momentos a los que debería haber dicho que no.”

“Es gracioso, las cosas que no aprecias plenamente hasta que es demasiado tarde.”

“La línea entre el bien y el mal es más delgada de lo que debería ser”.

Contraportada o parte de la misma:
¿A QUIÉN AMAS?
Una pregunta, una decisión rápida y Brian Darby yace muerto en el suelo de la cocina. Su mujer, Tessa Leoni, agente de la policía estatal, declara haberle disparado en defensa propia y tiene heridas que lo confirman.
Para la veterana detective D.D. Warren debería ser un caso fácil, pero ¿dónde está la hija de seis años?
¿Y HASTA DÓNDE LLEGARÍAS...
Mientras pone en marcha una búsqueda frenética de la niña desaparecida, la detective Warren deberá desenterrar los más oscuros secretos de la familia.
¿De verdad dispararía una agente bien entrenada a su propio marido? ¿Haría daño una madre a su propia hija?
… PARA SALVARLA?
Para Tessa Leoni lo peor no ha llegado aún. Sin vuelta atrás. Sin nadie en quien confiar. Tiene un único objetivo y usará toda su energía y sus conocimientos para hacer lo que ha de hacer. Ningún sacrificio es demasiado grande, nada es inconcebible. Una madre sabe a quién ama. Y todos los demás van a pagar.

Traducción de Amaya Basáñez

Gracias a la editorial Suma de Letras, Penguin Random House Grupo Editorial y al proyecto Edición Anticipada por el envío de este ejemplar.



jueves, 30 de marzo de 2017

AGUJETAS EN LAS ALAS y 88 razones para seguir volando de Dani Rovira

Ilustraciones de Mónica de Rivas

Es de esos libros para leer despacio, a ratos, en orden o al azar, para releer, para pensar, para sentir, para emocionarse.
El prólogo de Angel Talián nos abre las puertas a esta otra faceta de Dani Rovira, la creación de estos microcuentos que de twitter han saltado al papel. En parte, según he leído (enlace aquí) tuvo algo que ver la autora de las ilustraciones. Las cuales son parte y complemento de estas historias mínimas.
Por cierto, en la edición, he echado de menos alguna información sobre la ilustradora.
Pero de Dani Rovira si hay unas líneas rememorando sus comienzos de cuentacuentos, y recuerda que continua “contando, viviendo, escuchando y creando historias”.

Algunas frases del libro:

“El miedo nunca ganó a la felicidad. El miedo tan sólo era una palabra de cinco letras.”

“Desde el comienzo de los tiempos las olas, sin saberlo, afrontan espumosas y felices el momento de morir en la orilla.”

Contraportada o parte de la misma:
Es uno de esos libros que yo, como amante de las pequeñas historias y las grandes emociones adoraría tener entre mis manos. El amor, la nostalgia, la ilusión, las hipótesis, las ansias de latir son algunos de los sugerentes elementos que os pongo y propongo encima de la mesa. Si algún niño se pierde en un mar de dudas ante él, acudan a un adulto... y viceversa.
Disfruten de todos y cada uno de los recovecos de mi pecho y mi cabeza.

lunes, 13 de marzo de 2017

NOTICIAS DE LA NOCHE de Petros Markaris

Este es el primer libro de la serie policíaca protagonizada por el comisario Kostas Jaritos, que se publicó en 1995. De la que creo que ya tiene publicados 11 libros.
Jaritos no es el típico policía, es un tipo peculiar, que tiene por afición los diccionarios, tiene varios en su casa y le gusta consultarlos. Está casado, y la comunicación entre la pareja es escasa. Aparte me ha parecido que tiene una actitud machista con su mujer, por la forma en que la trata, pues entre otras cosas le controla el dinero. Tienen una hija en común que está estudiando fuera de Atenas.
Es una persona inquieta, que empieza a remover un asunto y al final acaba lamentándolo, por eso piensa que quién le manda meterse en líos, que sería mejor dejar que el caso que está investigando siguiera su curso. Pero no cesa en su empeño de resolverlo.
Otra de las actitudes que marcan su personalidad es que aunque se controla en sus funciones como policía, piensa que pegar sería, a veces, más efectivo. Y con respecto a su ayudante, Zanasis, lo considera un cretino con poca agilidad mental.
En esta ocasión en el caso que tiene que investigar se ven implicados periodistas, por tanto, alguna parte de la novela nos acerca al intrincado mundo de los medios de comunicación. También muestra un reflejo de la sociedad y de la situación política griega de finales del siglo XX.
En la parte de intriga, la trama va dando giros, complicando la investigación, pues se va ampliando la lista de sospechosos. Sacando a la luz situaciones complejas donde los asesinatos parecen ser lo menos importante.
Me ha resultado curioso conocer a este personaje, es otro tipo de novela policíaca, muy diferente al estilo nórdico. Pero para comisario del Mediterráneo prefiero a Montalbano, el personaje de Andrea Camilleri.

Algunas frases del libro:

“¿Quién dice que aprendemos de nuestros errores? Yo nunca aprendo.”

“Algunas ideas llegan de repente, de un modo inesperado. No han podido ser elaboradas, no obedecen a ninguna asociación y, sin embargo, se sabe que son correctas.”

“A veces los periodistas pecamos por exceso de celo y no tenemos en cuenta las consecuencias.”

Contraportada o parte de la misma:

El hallazgo de los cadáveres de un matrimonio albanés y las observaciones que sobre el caso sugiere una intrépida y ambiciosa periodista pondrán al comisario Jaritos sobre la pista de un sórdido comercio clandestino que alimenta los intereses monetarios y faltos de escrúpulos de organizaciones griegas y albanesas. Dos nuevos homicidios sin resolver y aparentemente ajenos a la muerte de la pareja vendrán a sumarse al fardo que acarrea ese sabueso cínico, experimentado y algo canalla que, pese a haber lidiado largos años con el delito, no ha perdido interés por resolver los oscuros enigmas que se le plantean.

Traducción de Ersi Samará