Libros para leer junto al fuego en invierno y a la sombra de un árbol en verano

miércoles, 31 de agosto de 2016

IRÈNE de Pierre Lemaitre

Cuando leí “Vestido de novia” (reseña aquíme sorprendió el estilo de novela negra tan particular de este escritor. Así que tenía claro que leería más libros suyos.
“Irène” es el primero de una tetralogía protagonizada por el comandante Camille Verhoeven, al que le siguen “Alex”, “Rosy & John” y “Camille”, todos ya publicados en España, y que deseo ir leyendo.
Camille, cuya descripción física le condiciona, pues sólo mide 1'45 cm., es un policía de primera clase, que no explica los casos, sino que los resuelve, es un hombre impulsivo, de acción y de resultados. Bastante observador por lo que va dándose cuenta de detalles que no le cuadran, se fija en las zonas oscuras, empezando sus investigaciones por esos elementos.
En esta ocasión su trabajo se inicia con un caso de asesinato de dos mujeres. Pero la escena del crimen se convierte en un espectáculo sin nombre con la visión de los cuerpos de las víctimas. Dos chicas troceadas, con una puesta en escena salvajemente aterradora y macabra. Parece la obra de un psicópata.
Junto con la policía científica se enfrenta a la complicada reconstrucción del modus operandi. Surgiendo incógnitas desde el principio. Y llevando a Verhoeven a relacionarlo con otros crímenes. Pudiendo ser obra de un asesino en serie.
Me ha parecido sensacional la relación de los casos de asesinatos con novelas policíacas, todas reales, por lo que resulta interesante las referencias de escritores y sus obras.
La trama está bien hilada, aunque he deducido algunas cosas con un poco de anterioridad, pero aún así seguía manteniendo la esperanza de otro final. Con lo que tengo claro que este autor no se corta en escenas fuertes. Recomiendo tener bien el estómago antes de iniciar la lectura, pues para mi esta novela es un poco más que negra.

Algunas frases del libro:

“Camille necesitó varios minutos para recuperarse. Le sería imposible pensar mientras permaneciese en aquel escenario, porque todo lo que veía representaba un desafío al pensamiento.”

“Mientras salía de la tienda, se imaginó el número de muertos que debían de habitar en todos los libros de la librería de Lesage.”

Contraportada o parte de la misma:

El comandante Camille Verhoeven vive la vida perfecta: está casado con la maravillosa Irène, con la que espera su primer hijo. Pero su felicidad se resquebraja tras un asesinato inusualmente salvaje. Desde que la noticia se hace pública, la prensa lo acecha y cada uno de sus movimientos se convierte en noticia de portada.
Verhoeven descubre que el asesino ha matado antes. Cada uno de sus crímenes parece rendir homenaje a una novela negra clásica, por lo que los periodistas se apresuran a darle un sobre nombre: “El Novelista”. Quienes pueden ayudar a encontrarlo se suman a la lista de sospechosos: un librero y un profesor universitario expertos en novela negra. La investigación se convierte así en un duelo intelectual, y en una aterradora carrera contra el reloj.

Traducción de Juan Carlos Durán Romero


5 comentarios:

  1. Me encantó este libro. Es verdad que el final se prevé desde el principio pero aun así yo guardaba la esperanza...
    Un libro tremendo!

    ResponderEliminar
  2. Brutal. Me encantó. De momento he leído también Alex, y Irene sigue siendo minpreferido. Un beso ;)

    ResponderEliminar
  3. Gracias por el aviso de que es más que negra y que mejor ir sabiendo, me repito pero es que aún no he leído nada del autor, se puede decir que es mi eterno pendiente (aunque quiero empezar por Nos vemos allá arriba auqneu no sea novela negra).
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Seguimos coincidiendo en muchas de nuestras lecturas; qué curioso, ¿verdad? Además, suscribo todo lo que dices en tu entrada.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  5. A mí me gusto mucho. Sobre todo la primera parte.

    ResponderEliminar

Pido disculpas si tardo en publicar comentarios y en contestarlos. Este blog es muy importante para mí pero no lo único que hay en mi vida.
Gracias por comentar.