Libros para leer junto al fuego en invierno y a la sombra de un árbol en verano

domingo, 26 de diciembre de 2010

EL GUARDIAN ENTRE EL CENTENO de J.D. Salinger


Holden Caulfield es el protagonista de este libro. Ahora tiene 17 años, y él mismo nos va a hablar de unas cosas de locos que le pasaron las Navidades pasadas, con 16 años, antes de que se quedara bastante hecho polvo y tuviera que ir donde está actualmente y tomárselo con más calma. Lo primero que nos dice es que no va a ser una autobiografía, y que no va a contar cosas de sus padres porque si contase algo personal de ellos les daría un ataque porque son susceptibles.
Poco a poco según va narrando los hechos le vamos conociendo y sabiendo que le sucedió.
Le han expulsado (por cuarta vez) de un colegio, esta vez por suspender y no aplicarse en el primer trimestre. Faltan unos días para Navidad pero él se marcha antes a Nueva York. Pero no a su casa, donde no puede llegar antes del miércoles. Así que se busca la vida hasta ese día. Mientras va contando cosas que le están sucediendo y otras del pasado, así vamos sabiendo como es este adolescente y como es su familia, sus amigos y conocidos.
El hermano mayor, D.B., es escritor. Holden lo admira porque escribe cuentos, pero se ha ido a trabajar a Hollywood y por lo que hace allí Holden odia el mundo del cine.
Tenía otro hermano, Allie, que murió de leucemia con 11 años en 1946. Holden tenía 13 años. Este suceso le ha marcado. Tiene muchos recuerdos y siempre lo tiene presente. Le gusta recordar a Allie.
Phoebe es su hermana pequeña, con ella mantiene una relación muy especial, y tienen una conversación que a mi me ha parecido clave para entender el comportamiento, la actitud y la forma de pensar de Holden. Es en este momento cuando los sentimientos salen a la luz. Le gusta hablar con ella. A pesar de tener solo 10 años parece muy adulta.
Su padre es abogado de empresa, tienen mucho dinero.
Su madre desde que murió Allie tiene una salud delicada.
Holden habla de si mismo como:
que a veces parece que tenga 13 años. Piensa que la gente nunca le cree. Se considera a sí mismo tonto. El mentiroso más impresionante que han visto en su vida. Está harto de todo. La gente siempre tiene que fastidiarlo todo.
Utiliza muchísimo la coletilla “y todo eso” y “estar en vena”.
A pesar de la imagen que puede dar de desastre y poco estudioso, lee bastante.
Es un adolescente que no sabe lo que quiere, siente que todo está contra él, y se siente deprimido. Necesita encontrarse y salir adelante con fuerza.
Va en dos ocasiones diferentes a hablar con dos profesores, primero con Spencer, su profesor de historia del último colegio, quien le manda una nota pidiéndole que vaya a verle antes de marcharse. Y al final del relato de los sucesos de estos días, el propio Holden llama al Sr. Antolini, un antiguo profesor, para ir a verle a su casa. Ambos profesores están preocupados por Holden. Quieren ayudarle. Saben que puede llegar muy lejos, pero que tiene que averiguar adónde quiere ir, y entonces ponerse en camino.
Este libro fue publicado por primera vez en 1951, y desde entonces sus reediciones han sido constantes. Siendo además un libro polémico en Estados Unidos por su lenguaje ofensivo, también por tratar temas como las drogas o el sexo.
Retrata con claridad los sentimientos de un adolescente, el fracaso escolar, la sexualidad, la sociedad de la época. Dándole además mucha credibilidad a la narración por el estilo utilizado.
Me ha gustado leer a este autor. Que, por cierto, dentro de un mes hará un año que murió.
Como dato curioso, aunque no descubro nada porque es vox populi, este libro lo llevaba encima el asesino de John Lennon cuando lo arrestaron.


Algunas frases del libro:

“Y sin embargo a veces me comporto como si tuviera doce años. Lo dice todo el mundo, sobre todo mi padre. Y en parte es verdad, pero no del todo. La gente siempre cree que algo es verdad del todo. Me importa un cuerno, sólo que a veces me aburre que me digan que me porte como corresponde a mi edad. A veces me comporto como si fuera mucho mayor de los que soy, pero de eso no se da cuenta nadie. La gente nunca se da cuenta de nada.”

“Me paso la vida diciendo –encantado de haberte conocido—a personas que no me encanta nada conocer. Pero si quieres seguir vivo, tienes que decir esas cosas.”

“Ciertas cosas deberían seguir siendo como son. Deberías poder meterlas en una de esas vitrinas de cristal y dejarlas en paz.”

“--Nunca te gusta nada de lo que pasa.
Me deprimió aún más cuando dijo aquello.
--Me gusta lo que pasa. Me gusta. Claro que sí. No digas eso. ¿Por qué demonios dices eso?
--Porque es verdad. No te gusta ningún colegio. No te gustan millones de cosas. No te gusta nada.”

“No eres el primero a quien la conducta humana ha confundido, asustado, y hasta asqueado. Te alegrará y te estimulará saber que no estás solo en ese sentido. Son muchos los hombres que han sufrido moral y espiritualmente del mismo modo que tú ahora. Felizmente algunos de ellos han dejado constancia de su sufrimiento. Y de ellos aprenderás si lo deseas. Del mismo modo que alguien aprenderá algún día de ti si tienes algo que ofrecer. Se trata de un hermoso acuerdo de reciprocidad. No se trata de educación. Es historia. Es poesía.”



Contraportada:

Está en blanco.

Traducción de Carmen Criado


20 comentarios:

  1. Tuve que leer este libro en la universidad y me gustó tanto que en ese mismo curso, creo que era en tercero, lo leí dos o tres veces. Lo recuerdo con muchísimo cariño y desde entonces se lo recomiendo a todo el mundo. Muchos besos.

    Cuéntate la vida http://cuentatelavida.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Leí este libro hace algún tiempo y me divertí mucho, creo que recoge magistralmente el caos mental que puede llegar a ser la adolescencia. Para mí es una obra maestra de la Literatura, con mayúsculas. Tiene fama de libro maldito por lo que cuentas del asesino de John Lenon y de otros asesinos que lo tenían como libro de cabecera, pero todos esos estaban como una cabra antes de leer el libro. Quiero decir, los que estén como una cabra que se abstengan de leer el libro. Gracias.

    ResponderEliminar
  3. Lo tengo pendiente para leer, es ya todo un clásico...

    ResponderEliminar
  4. Goizeder: ¡que gusto leer por obligación y que lo disfrutes!, yo lo he leído voluntariamente y también me ha gustado.
    Que continues recomendando muchas lecturas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Antonio: gracias por el "aviso", por suerte no es mi caso.
    Y estoy de acuerdo contigo en que recoge bastante bien las inquietudes de un adolescente.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Saramaga: desde luego está clasificado como un clásico de literatura universal. Espero que disfrutes con esta lectura. Yo ya lo he hecho.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. A mí me gustó dentro de lo normal. Tenía grandes expectativas y no las alcancé del todo. Además Holden me sacó de mis casillas unas cuantas veces, jajaja. No obstante, lo recomendaría.

    ¡Abrazos!

    ResponderEliminar
  8. Carol: yo sólo sabía un poco de que iba, así que no esperaba nada, y me ha sorprendido gratamente.
    Con respecto a Holden es un adolescente rebelde ¿quien no lo ha sido aunque sea un poquito?
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. ¿Puedes creer que leí este libro hace unos cuantos años y no me acuerdo absolutamente de nada? Como si no lo hubiera leído...Yo y mi memoria ;)

    ResponderEliminar
  10. Este libro anda por casa desde hace tiempo. A ver si busco un hueco para leerlo, porque parece que merece la pena.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Debo ser de las pocas personas que aún no ha leído este libro y todos habláis bien de él. Lo tengo en lista de pendientes, así que ya le llegará su momento.
    Musus.

    ResponderEliminar
  12. Lana: bueno, o no te gustó demasiado y por eso no lo recuerdas, o la memoria ...
    Tal vez es el momento de releerlo.
    Pienso que vale la pena.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Luisa: pues añádelo a la lista de pendientes, le haces un huequecito y en un plis-plas te lo lees y nos cuentas qué tal.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Mafaldas: en general a todo el mundo nos ha gustado, siempre habrá a quien no, pero no ha opinado.
    Seguro que encuentras el momento para leerlo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. yo disfruté muchísimo de su lectura y no hace mucho ehhh, era de esos clásicos que tenía pendiente; me ha gustado tu reseña ¡gracias!.
    Un beso,
    Ale

    ResponderEliminar
  16. Ale: gracias por tu indicación de que lo habías leído hace poco, he buscado en tu blog y ya he leído la reseña. Compruebo que es un libro que gusta y tu has explicado muy bien algunos matices.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Tengo mala memoria, pero s verdad que no me gustó demasiado. Me lo leí porque era el libro favorito de un compañero de clase, pero mis expectativas eran muy altas y luego no me pareció para tanto. De todas formas, ha llovido mucho desde entonces, y a veces los libros hay que leerlos en el momento adecuado. Tendré que darle una segunda oportunidad ;)

    ¡Un saludo y Feliz 2011!

    Lana.

    ResponderEliminar
  18. Lana: a mi me ha pasado en varias ocasiones el haber vuelto a leer un libro porque en su momento me gustó muchísimo y dejarme en esa segunda ocasión completamente vacía.
    A lo mejor a ti te pasa al revés y con este libro en una segunda lectura te llega de otra forma.
    Un abrazo y feliz 2011

    ResponderEliminar
  19. Lo terminé ayer mismo, y es un libro que no sabría muy bien como calificar.
    Es una gran historia, pero el protagonista hay momentos en los que te cansas de él.
    Saludos

    ResponderEliminar
  20. César: tal vez al ser practicamente un único protagonista, porque todos los demás son secundarios, aunque cada uno tiene su papel dentro de esta historia, se pueda hacer pesado como te ha pasado a ti. A mi no me ocurrió, fue una lectura en la que vi bastante bien reflejada las inquietudes de un adolescente, sus comeduras de cabeza y "todo eso".
    Interesante el año en que fue escrito. A veces las historias son atemporales.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Pido disculpas si tardo en publicar comentarios y en contestarlos. Este blog es muy importante para mí pero no lo único que hay en mi vida.
Gracias por comentar.