Libros para leer junto al fuego en invierno y a la sombra de un árbol en verano

martes, 19 de septiembre de 2017

EL REGALO de Eloy Moreno

Esta historia más que una novela es un cuento o fábula, incluso tiene algo de autoayuda. Yo lo definiría como lecciones de vida, pues todo lo que dice es muy reflexivo, y lleva a lo que sería la moraleja, y es que todos deberíamos hacer realidad nuestros sueños. Porque casi siempre caemos en decir “algún día” lo que es igual a “nunca”, y sin embargo deberíamos decir “lo haremos”.
Incluye pequeños cuentos dentro del relato, que transmiten una enseñanza. Y tiene muchas frases que cuando las lees piensas cuanta verdad, parecidas a las que también leemos en los azucarillos del café o que circulan por las redes sociales, que en el momento te hacen pensar, y que al rato olvidas porque tu vida sigue estancada en su rutina.
Pero el protagonista de este libro verá interrumpida su rutina por algo inesperado, y de repente su vida dará un vuelco en todos los sentidos. Creando una trama de intriga, porque te preguntas ¿qué quieren de él? ¿quienes son ellos? ¿quién es el hombre que observa y hace fotos hace años? y ¿qué lugar es ese llamado La Isla?
En algunos momentos está descrita la misma escena desde varias perspectivas, según el personaje que la vive. Ampliando la visión de lo que está sucediendo.
Lo mismo que tendremos información del pasado de los personajes, quienes han tenido vidas como la de mucha gente. Y esto es algo que Eloy Moreno consigue muy bien en sus libros, porque puedes identificarte o identificar a personas cercanas a ti con los personajes. También algo común en sus historias es la crítica social, que en esta ocasión es la crítica al sistema.
Al final lo que extraes de esta narración es que La Isla es ese lugar utópico con el que soñamos, pero para convertirlo en realidad deberían pesar más nuestros sueños que nuestras excusas. Porque vivimos en el mundo a gran velocidad pero se nos olvida vivir la vida y se nos va sin vivirla. Así que lo mismo para abandonar esa vida gris hay que lanzarse y dejarlo todo para conseguir la felicidad. La verdad es que leído suena fácil, pero a veces la realidad nos frena.
Para mi no es el mejor libro de Eloy Moreno, pero si por un momento quieres sentirte bien con tu interior, mucho de lo que dice te ayudará.

Algunas frases del libro:

“Yo también no es un te quiero.”

“Con el paso del tiempo me he dado cuenta de que uno no puede jugar a adivinar el futuro y menos cuando ni siquiera es capaz de controlar el presente.”

“Aquel día inicié un viaje que me hizo darme cuenta de que había sido un hombre que abrió los ojos demasiados años después de haber nacido.”

“Por primera vez en mucho, mucho tiempo, disfruté de la soledad en silencio, en un silencio acompañado por la lluvia.”

Contraportada o parte de la misma:
“Y llegamos a un lugar que, aún a día de hoy, no sabría muy bien cómo definir.
Quizá es ese sitio al que te trasladas cuando suena el timbre del recreo, o allí donde vamos al cerrar los ojos justo antes de soplar las velas, o el viento en el que flotamos al recibir uno de esos abrazos que nos sostienen el cuerpo, las dudas y los miedos...
¿Quién sabe?
O quizá no era más que la parte trasera del armario en el que se había convertido mi vida: ahí donde se almacenan prendas que jamás volverás a ponerte pero que te da pena tirar.”

Otros libros de este autor reseñados en este blog: “El bolígrafo del gel verde” (enlace aquí) y “Lo que encontré debajo del sofá” (enlace aquí)




miércoles, 13 de septiembre de 2017

EL LIBRO DE GLORIA FUERTES. Antología de poemas y vida

Edición y textos de Jorge de Cascante.

Hace 100 años del nacimiento de Gloria Fuertes y este libro sirve de homenaje a esta genial poeta que no poetisa, como a ella misma le gustaba que la llamasen. Pero para saber más de ella aconsejo leerlo. Es una cuidada, documentada y trabajada edición que recoge numerosos poemas, incluidos 10 inéditos, y entre estos nos encontramos con retazos de su vida, anécdotas y fotos. También un cómic de Carmen Segovia. Todo el conjunto me ha ampliado la visión que tenía de esta mujer, de quién conocía la poesía que me acompañó en mi niñez en aquel programa televisivo de “Un globo, dos globos, tres globos” de los años 70. Y hace unos años volví a releer sus libros para mis hijas, quienes se aprendían su poemas de memoria. Pero ahora he descubierto que había mucho más detrás de sus versos infantiles, por eso os animo a conocer la biografía de Gloria Fuertes que engrandece sus poemas, y sus poemas tienen mucho de su vida.

Uno de los poemas:

EL POETA
El pesimista piensa en ayer
el optimista en mañana
el realista en hoy.
El poeta en ti.

Algunas frases del libro:

“Esto no es un libro, es una mujer”.

“Si vales de verdad y quieres algo con todas tus ganas, sales adelante seguro.”

“Dios me hizo poeta y yo me hice bibliotecaria. Fue una de mis épocas más felices. Aquellos años en los que, ya al frente de una biblioteca, aconsejaba y sonreía a los lectores. Mi jefe era el libro, ¡yo era libre!.”

“Una mujer, para que se la reconozca como escritora, pintora, investigadora o lo que sea, tiene que hacer veinte veces más que un hombre, tiene que ser una fuera de serie. No hay apenas mujeres reconocidas en ninguna profesión, pero el mundo está lleno de célebres hombres mediocres.”

Contraportada o parte de la misma:

(Solo está la firma de Gloria Fuertes)



miércoles, 6 de septiembre de 2017

TRES ABUELAS Y UN COCINERO MUERTO de Minna Lindgren

Primer libro de la trilogía de Helsinki
Suelo leer las contraportadas porque me ayudan a decidirme por un libro u otro. Pero en esta ocasión me ha llevado a que esta novela haya sido un chasco, pues hace referencia a “misteriosos crímenes”. Luego en la portada compara a la autora con la nueva Ágatha Christie. Y, además, el título me ayudó a creer que iba a encontrar una historia de intriga. Y nada más lejos de la historia que contiene, la cuál no ha estado mal, pero no me apetece leer los dos libros siguientes.
En este primer libro la trama va de las aventuras y desventuras de tres nonagenarias que viven en una residencia de ancianos en Helsinki. Abordando temas sobre la vejez, el funcionamiento de las residencias y de los hospitales, en concreto en Finlandia. Temas muy serios pero tratados en conversaciones locuaces y distendidas, que le dan un ritmo alegre, cercano al humor negro.
Y es que para este grupo de ancianos, las tres protagonistas más otros compañeros de la residencia, el haber llegado a tan avanzada edad les ha supuesto haber perdido a familiares y amigos antes, lo que les lleva a la soledad y a disponer de mucho tiempo libre. Tienen asumido que la vida tiene un final, y viven sin preocupaciones de salud ni alimentarias, no les importa comer o beber esto o aquello. Así que van a su aire, viviendo cada momento. Y a raíz de observar cosas raras en la residencia, donde el personal deja mucho que desear, empiezan a ocupar su tiempo buscando soluciones, con tan sólo la ayuda de un joven, que tiene su propio pasado.
La espontaneidad, tal vez por las pérdidas de memoria, convierte a estas abuelas en viajeras intrépidas a bordo de tranvías, recorriéndose Helsinki de punta a punta, sin ningún impedimento ni por la edad, ni por los bastones ni andadores.
Por detrás del humor hay una reflexión y una crítica a la situación de los mayores, su indefensión incluso ante personas que se supone están para ayudarlas a que su vida sea mejor.

Algunas frases del libro:

“A los viejos no les dejan decidir nada por ellos mismos.”

“El mundo giraba demasiado alrededor del trabajo y luego, cuando este ya no existía, nadie era libre, sino prisionero de su edad, y lo rodeaban infinitos días vacíos.”

“¿Qué clase de cosas, en su opinión, hacen que la vida de una persona mayor tenga calidad?”

“La vida te ofrece sorpresas hasta el final, incluso a nosotras, con más de noventa.”

Contraportada o parte de la misma:
Siiri, Irma y Anna-Liisa son tres ancianas viudas residentes en El Bosque del Crepúsculo, un centro privado de apartamentos para la tercera edad de Helsinki. Más que un nidito acogedor para las personas mayores, la residencia resulta un lugar siniestro en el que los ancianos se ven privados de su identidad, rodeados todos los días por enfermeros vagos e inexpertos, y obligados a hacer gimnasia, a asistir a conferencias y a tomar una gran cantidad de medicamentos prescritos por médicos a los que apenas han visto.
Parece que para las tres amigas los días ya solo traerán partidas de cartas, viajes en tranvía y asistencia a funerales. Pero en la residencia se empiezan a producir unos misteriosos crímenes... y quizá nadie había contado con la curiosidad y el tiempo libre de unas inocentes ancianitas.

Traducción de Luisa Gutiérrez




martes, 29 de agosto de 2017

NOS VEMOS ALLÁ ARRIBA de Pierre Lemaitre

Premio Goncourt

Ya había leído a Pierre Lemaitre, y son recomendables todos sus novelas, pero además “Nos vemos allá arriba” es especial.
Porque ya en el primer párrafo dice tanta verdad de un modo tan sutil, que sienta las bases del genial estilo narrativo que nos vamos a encontrar en este libro. Que comienza con la Primera Guerra Mundial en Francia, con escenas (pocas) muy bien descritas y detalladas, en las que casi puedes sentir el sufrimiento de los hombres. Para pasar a tratar como tema principal las consecuencias de la guerra, que incluso cuando termina ofrece grandes negocios a unos pocos. Mientras los excombatientes sobreviven como pueden, bajo el desánimo y la resignación. Son hombres jóvenes que se jugaron la vida en el campo de batalla, algunos mutilados, que han sobrevivido pero ¿a qué precio?
Entre ellos están Albert Maillard y Édouard Péricourt, dos desconocidos unidos por sus heridas de guerra y por una historia en común en la que se han jugado la propia vida. Ahora conviven y sobreviven como pueden. Manteniendo una amistad y ayudándose mutuamente, cada uno dentro de sus posibilidades.
Maillard vive bajo la sombra de su particular pesadilla vivida, pero también bajo la temible amenaza de uno de sus superiores, Pradelle, que parecía tenerlo vigilado mientras duró la contienda. Aparte, conoceremos algo más de su personalidad por ciertas aportaciones de su madre, que me ha dejado la sensación de que es su “Pepito Grillo”.
Por otro lado Édouard no quiere regresar a su casa, ni tener contacto con su familia, por el tremendo estado físico en que se encuentra y porque allí no espera recibir lo que necesita, ya que antes de la guerra tampoco lo recibió. Mientras tanto su padre quiere expiar su culpa, porque reconoce no haber sido un buen padre, y necesita su particular limpieza de alma, pues tenían el final de su historia pendiente, así quiere erigir un gran monumento conmemorativo en honor de los combatientes fallecidos.
Los caminos de los dos amigos avanzan hacia la venganza y, a veces sin saberlo, se van entrecruzando con su antiguo teniente d'Aulnay-Pradelle y con el padre y la hermana de Édouard Péricourt. Lo que crea cierta intriga por saber como terminará esta historia de posguerra, en la que se ve claramente la diferencia entre ricos y pobres, y hasta donde es capaz de llegar el ser humano, aprovechándose de una tremenda situación, con tal de hacer negocios, incluso con los muertos de la guerra, aunque no contaban con la integridad de un funcionario, Merlin. Siendo también este relato una denuncia social y política a hechos no tan diferentes de la realidad.

Algunas frases del libro:

“Por lo demás, lo único que hacemos desde que acabó la guerra es esperar. Al final pasa lo mismo que en las trincheras. Tenemos un enemigo al que no vemos, pero al que notamos con todo su peso. Dependemos de él. El enemigo, la guerra, la burocracia, el ejército: todo viene a ser lo mismo, cosas que nadie entiende ni sabe resolver.”

“Hasta las mayores alegrías dejan un pozo de tristeza. En toda experiencia hay siempre un sentimiento de carencia.”

“Sabía que de todo se recupera uno, pero desde que había ganado la guerra, tenía la sensación de perderla un poco más cada día.”

“Aquel hombre sin cara le hacía al mundo un inmenso corte de mangas, que lo colmaba de júbilo y lo ayudaba a reconciliarse con lo que siempre había sido y había estado a punto de perder.”

“La guerra había sido una prueba terrible pero no era nada comparada con aquellos dos años de paz, que en determinados momentos adquirían visos de descenso a los infiernos.”

Contraportada o parte de la misma:

En noviembre de 1918, tan sólo unos días antes del armisticio, el teniente d'Aulnay-Pradelle ordena una absurda ofensiva que culminará con los soldados Albert Maillard y Édouard Péricourt gravemente heridos, en un confuso y dramático incidente que ligará sus destinos inexorablemente.
Édouard, de familia adinerada y con un talento excepcional para el dibujo, ha sufrido una horrible mutilación y se niega a reencontrarse con su padre y su hermana. Albert, de origen humilde y carácter pusilánime, concilia el sueño abrazado a una cabeza de caballo de cartón y está dispuesto a lo indecible con tal de compensar a Édouard, a quien le debe la vida. Y Padrelle, aristócrata venido a menos, cínico y mujeriego, está obsesionado con recuperar su estatus social. De regreso a París, los tres excombatientes se rebelarán contra una realidad que los condena a la miseria y al olvido. Así, Édouard pergeña una ingeniosísima estafa con el fin de vengarse de su progenitor, que siempre lo repudió por su sensibilidad y sus habilidades artísticas. De paso quiere ayudar al fiel Albert, cuyo prurito es huir a las antípodas para olvidar a Cécile, su amor perdido. Aunque tal vez el más ambicioso sea Pradelle, que sacudirá la conciencia de Francia entera mediante una monumental operación delictiva concebida para amasar una rápida fortuna. Los escollos son considerables, pero la voluntad de los tres parece infinita.

Traducción del francés de José Antonio Soriano Marco

Otros libros de este autor reseñados en este blog: “Vestido de novia” (enlace aquí), “Irene” (enlace aquí), “Alex” (enlace aquí), “Tres días y una vida” (enlace aquí).




miércoles, 23 de agosto de 2017

LA REGATA de Manuel Vicent

Una regata de veleros por el mar Mediterráneo es el hilo conductor de este relato, donde diferentes personajes componen una muestra de parte de la sociedad actual, con sus virtudes y sus defectos, en algunos casos, llevados al extremo, casi al ridículo. Convirtiéndose en una crónica y crítica de la actualidad que nos rodea, donde hay espacio para temas tan candentes como la corrupción política, las diferencias de las clases sociales y la crisis migratoria. Mostrando una realidad social y, a la vez, reflejando “el espectáculo del animalario humano”.
Pero la novela empieza con otra escena, protagonizada por Dora Mayo y Pepe California, y el misterio de lo que les ocurre se mantiene a lo largo de la narración, dando un puntito de suspense. Y creando la expectativa de que puede ser importante dentro de la historia, pero a mi me ha parecido un complemento sin demasiada relevancia.
En conjunto los personajes están muy bien definidos, representan con bastante claridad estereotipos de personas, y a algunos en mi imaginario personal me ha sido fácil ponerles su etiqueta real. Fuera de estos modelos está Ismael, un joven que quiere ser escritor, y de su cuaderno de bitácora saldrá esta historia. Los recuerdos de su niñez junto a su abuelo Joan muestran el contraste de la forma de vivir antes y ahora.
Viéndose esa diferencia no sólo en la actitud de las personas, sino también en la transformación que han sufrido los lugares a lo largo del tiempo. Escenarios que transcurren por la Costa Blanca, Baleares, Valencia y Madrid.
Las escenas están muy bien descritas y detalladas, hasta por el lenguaje naútico utilizado, teniendo un papel especial la armonía del Mediterráneo, con sus paisajes, su gastronomía y su banda sonora.
Si ya has leído a Manuel Vicent encontrarás en estas páginas su inconfundible estilo.

Algunas frases del libro:

“En todas las partidas siempre hay un tonto que pierde. Si a la media hora de juego no sabes quién de todos es el tonto, es que el tonto eres tú.”

“Las dificultades de la vida, como las de un viento contrario, jamás pueden ser salvadas enfrentándolas directamente, ni tampoco rindiéndose ante ellas, pero sí se pueden afrontar dándoles un cierto ángulo, es decir navegando de bolina.”

“¡Qué maravilla, el sol sale y el mundo gira!”

Contraportada o parte de la misma:

El amor de Dora Mayo, aspirante a actriz, y el exitoso empresario Pepe California parece vivir sus mejores y más ardientes días en el verano de 2016, cuando una regata congrega a lo más granado de la sociedad a orillas del Mediterráneo. Pero la muerte, que trastoca todo en los momentos más inesperados, acaba con la burbuja de esta relación de la que solo quedará un misterio: el de las firmes ataduras que no impiden escapar a Dora de la cama en la que termina abruptamente el trato de los dos amantes.

Otros libros de este autor reseñados en este blog: “La novia de Matisse” (enlace aquí) y “León de ojos verdes” (enlace aquí)


viernes, 4 de agosto de 2017

EL PACIENTE de Juan Gómez-Jurado

El verano pasado leí de este mismo escritor “Cicatriz” (reseña aquí), una historia absorbente desde el principio. Y la gente comentaba que “El paciente” aún era mucho mejor. Y no se equivocaban, apenas he hecho pausas en la lectura porque el ritmo de la narración es frenético.
Aunque en la primera página te cuenta la situación actual del Dr. Evans, no desluce para nada el relato de lo que le ha sucedido anteriormente, unas circunstancias que le han llevado a ese estado, unos hechos que ocurrieron en 63 horas antes de una operación quirúrgica a un paciente muy especial. Y es que hasta que terminas el libro no llegas a saber con certeza ese final.
El recorrido de esas horas empieza conociendo un poco como es el propio Dr. Evans en su trabajo y algunos datos sobre su vida personal, para pasar rápidamente a la acción con la desaparición de su pequeña hija. Y a partir de ese momento el ritmo se acelera, y los acontecimientos se suceden velozmente.
La búsqueda a contrarreloj tiene dos frentes a la vez, el propio Dr. Dave (David) Evans que tiene que seguir las normas impuestas por un tal White, psicópata con todo calculado al milímetro, que lo tiene supercontrolado y sabe todo sobre él, tanto que llega a jugar con sus recuerdos y sus sentimientos.
Y por otra parte se implica en esa desesperada búsqueda, tras pedirle ayuda, la cuñada del médico, Kate, que da la casualidad que trabaja en el Servicio Secreto.
Ambos se enfrentan a un difícil dilema moral tanto a nivel personal como profesional. ¿Qué vida salvar, la de su hija/sobrina o la del presidente de EEUU? Tienen que tomar decisiones que les hacen saltarse todas las normas de sus trabajos, la ética profesional entra en juego, y por supuesto un padre haría cualquier cosa por salvar a su hijo. Pero, ¿qué es lo correcto? ¿qué harías tú? La respuesta parece fácil pero la presión a la que está sometido el Dr. Evans por parte de ese psicópata no le deja pensar con claridad.
Si te sumerges en este thriller desconecta de todo, porque no tendrás tiempo para nada más que estar leyendo de principio a fin esta novela.

Algunas frases del libro:

“Sabes que la muerte llega a todos, y eso es aceptable. Y también sabes lo difícil que es vivir con la culpa de no haber evitado lo evitable. Lo inaceptable es el remordimiento, una copa amarga que se bebe día a día.”

“Ser padre transforma el temor propio en el temor de que alguien a quien amas pueda desaparecer.”

“Para proteger a tu familia se llega hasta donde haga falta.”

“La única manera de lograr algo es haciéndolo.”

Contraportada o parte de la misma:

El prestigioso neurocirujano David Evans se enfrenta a una terrible encrucijada: si su próximo paciente sale vivo de la mesa de operaciones, su pequeña hija Julia morirá a manos de un psicópata.
Para el Dr. Evans se inicia una desesperada cuenta atrás cuando descubre que el paciente que debe morir para que su hija viva no es otro que el presidente de Estados Unidos.



martes, 1 de agosto de 2017

LA BRIGADA DE ANNE CAPESTAN de Sophie Hénaff

Es una novela policíaca distinta a las tradicionales porque tiene su toquecillo de humor, gracias a las peculiaridades y la forma de actuar de cada personaje, quienes tienen recursos para todo, y otro puntazo muy bueno es el montaje y decoración de las nuevas oficinas. Y es que esta brigada, dirigida por la comisaria Capestan, es de lo más variopinta. Pero ella les da un voto de confianza, sin importarle la reputación de cada uno. Notándose que hay “feeling” entre los compañeros.
Así Anne Capestan pasa de vivir con incertidumbre en su vida profesional a tener un objetivo y un plazo de vencimiento. Y esta oportunidad se la da uno de sus jefes, Buron, quién tiene sus razones para ponerla al mando de este nuevo grupo donde parece que sólo mandan al personal sobrante.
Pero no se queda de brazos cruzados, sino que recupera casos antiguos, para tener éxito donde antes se había fracasado. Y está decidida a llegar hasta el final en cada caso. No se va a rendir, caiga quien caiga. Ella es resolutiva y va a demostrar que su brigada sirve para algo. Y si tiene que plantarles cara a los jefazos, pues se planta. En el fondo les han dado una oportunidad para demostrar lo que valen.
Me ha parecido genial como la autora maneja la trama, tejiendo hilos de intriga desde diversos puntos para unirlos en determinado momento. Y como bajo ese clima humorístico, hay un trasfondo serio sobre la profesionalidad y actuación de la policía. Aunque el peso de esta historia son los personajes, dejando ganas de compartir más investigaciones con ellos. Así que habrá que ir a buscar el siguiente libro de esta serie “Aviso de muerte”.

Algunas frases del libro:

“No podía resignarse a su suerte, ni estancarse en la apatía que todo el mundo le deseaba. Para rendirse incluso sin que se lo ordenasen, mejor se volvía ya a casa.”

“Tenemos libertad para hacer nuestro oficio tal y como soñábamos cuando nos enrolamos. Investigamos sin presiones, sin rutinas, sin tenerle que rendir cuentas a nadie.”

Contraportada o parte de la misma:

Anne Capestan es una policía joven y apasionada. Ha sido una estrella, pero se encuentra alejada de su cargo tras haber disparado a un hombre durante una investigación cuyos detalles no han quedado claros. Cuando acude nuevamente a la sede de la Policía Judicial parisina para la decisión final sobre su carrera, su jefe le comunica que la ha puesto al frente de una brigada especial. Pronto sabrá quiénes componen esta brigada sin nombre, sin coche y sin armas: un borracho, una escritora escandalosa – su perro –, un informático despistado, un gafe... Dos casos aparentemente anodinos y nunca resueltos les esperan: una mujer estrangulada en su sofá y un jubilado al que han disparado en el río.

Traducción del francés de María Teresa Gallego Urrutia y Amaya García Gallego


viernes, 28 de julio de 2017

MIL VIAJES A ÍTACA. Una visión personal sobre Grecia de Ana Capsir

Te gusta viajar, conocer otros lugares, descubrir detalles y curiosidades que te acerquen aún más a un sitio, a sus gentes, a sus paisajes. Y si, además, alguna vez has soñado con ir a las islas griegas, entonces este es tu libro. A mi me ha transportado y me ha hecho sentir la luz, los olores, los sabores, los sonidos, a través de las vivencias de la autora, después de 25 años navegando por los mares de Grecia.
Al comienzo hay un índice que nos da una primera aproximación a los lugares que vamos a recorrer en estos viajes, y en la presentación explica el criterio que ha seguido para agruparlos de determinada manera. Sin embargo he echado de menos un mapa de la zona, para poder situar cada isla en su espacio geográfico (la solución ha sido tener un atlas a mano).
Ha sido enriquecedor conocer algunas palabras griegas en su fonética original, así como referencias naúticas. Intercaladas de tal manera en el texto que no dificultan para nada la lectura. Así como también contribuye a una ágil y amena lectura el que sean relatos cortos sobre cada isla.
Habla de momentos significativos que ha vivido en cada lugar. Porque va rebuscando rincones para encontrar el corazón de cada sitio. Y regresa una y otra vez a cada isla para descubrirla plenamente. Le gustan las anécdotas y las conversaciones porque realmente es lo que deja más huella en los viajes. Y en sus palabras se nota que admira y ama las islas griegas, y como ella hay más gente que se queda enganchada a esta tierra sin poderlo remediar porque “cuando caes en la cuenta de que un simple plato de aceitunas puede ser glorioso, de que hay verdadera emoción en el aburrimiento, en mirar la sombra de un árbol moverse, en contemplar a las cabras sestear en los riscos, en sentir el mar agitarse o escuchar el pesado baile de una mosca a medio día, si reconoces que esta luz no es luz de ver, sino de respirar y de sentirse vivo, estás a punto de entrar en el club de los afectados.” Con estas palabras transmite bonitas sensaciones que le han dejado recuerdos imborrables. Porque no es lo mismo un corazón de turista que un corazón de viajero. Además, a ella el amor por estas islas le llevó a comprarse una casa y asentarse en cierta manera en su paraíso particular.
Sus experiencias a lo largo de estos años le han hecho vivir en primera persona las trasformaciones de Grecia, cuya historia recoge una sucesión de invasores, y ahora tiene la invasión del turismo, lo que ha ido provocando un cambio urbanístico. Lo mismo que también, dada la situación actual, entre líneas reflexiona sobre la situación económica y política de este país. A su vez los griegos le parecen solidarios, y sabe que las cosas funcionan por la buena voluntad de sus gentes y por el espíritu de colaboración de todos. Y que las cosas van despacio. Siendo muy importante la confianza entre la gente.
Por supuesto son magníficas las descripciones de los paisajes, las referencias a la gastronomía, a libros sobre Grecia, a la mitología. Y al ser un país con una gran historia a sus espaldas recuerda algunos hechos y personajes del pasado.
Como curiosidades el guiño a Calatrava (se nota que la autora es valenciana y aunque viaja mucho conoce su ciudad), y el guiño al comisario Montalbano, personaje del escritor Andrea Camilleri (uno de mis escritores favoritos).
En conclusión las historias narradas en este libro han sido para mi una enriquecedora aventura, que han dejado abierto el camino, pues parece que después de veinticinco años continúan, y estaré atenta a nuevos relatos en futuros libros sobre las islas griegas.

Algunas frases del libro:

“De las historias que van rellenando una vida, son las más disparatadas, a la larga, las más enriquecedoras.”

“Si algo tienen estas islas, es una bondadosa vejez.”

“A esos sitios vienes por la historia y la literatura que cayeron en tus manos, pero sales con una lista interminable de cosas por leer.”

“Puede ser que los viajes más hermosos sean los nunca realizados y los mares más azules aquellos por los que todavía no hemos navegado, porque imaginar y planear lo que está por venir es en sí un proceso de disfrute que hace más emocionante el futuro.”

“Al navegar por aguas protagonistas de cuentos y leyendas tienes asegurado el caer bajo el conjuro de visitar lugares donde antes habías estado sin saberlo.”

“La maleta llena de historias importantes, historias que enriquecen y alegran la vida. La vida entendida al modo griego, es más vida.”

Contraportada o parte de la misma:

Hace algunos años comencé a escribir un blog sobre mis navegaciones por Grecia abandonando la secuencia racional del viaje, pues al fin y al cabo, no era uno solo sino muchos, los momentos que intentaba relatar. Momentos extendidos en el tiempo fugaz que abarca veinticinco años.
Durante estos periplos encontré que el acento y la gracia no siempre están donde uno busca, si no más bien salen a tu encuentro disfrazados si tú estás predispuesto para ello y sabes entornar tus ojos humildemente para verlos.
Todo en Grecia me parecía cautivador y emocionante cuando la conocí, e incluso ahora, cuando se pierde un poco de inocencia y de frescura, no hay día heleno que no me recompense con una sana felicidad.
En toda aventura debe haber un viento; el que nos empuja para concluir y el que nos da la energía vital. Si nos falta, languidecemos. El que impulsa en la dirección adecuada. Y aquí entra en acción la segunda parte de la palabra: lo álgico, el dolor, la pena por la distancia. Ulises no hubiera vuelto de no ser por su añoranza. Lo curioso sucede cuando la añoranza surge de la tierra recién descubierta más que del hogar dejado atrás.

Gracias a ediciones Casiopea por el envío de este libro.